Oscar Seborer: el cuarto espía infiltrado en Los Álamos

El laboratorio de Los Álamos (Nuevo México, EE.UU.), donde se construyó la primera bomba atómica del mundo, desclasificó y publicó documentos que desvelaron la identidad del cuarto espía soviético que se infiltró en sus instalaciones tras la Segunda Guerra Mundial, informa The New York Times.

Ese informador era Oscar Seborer, quien trabajó en el corazón del departamento que desarrollaba el disparador de la bomba atómica y cuya labor descubrieron dos historiadores en otoño de 2019, aunque en ese momento no sabían la naturaleza de su trabajo ni qué secretos transfirió a Moscú. Los informes de esta instalación estadounidense indican que ese especialista judío oriundo de Polonia, apodado Godsend, ayudó a diseñar los circuitos de disparo del detonadores de la bomba.

Klaus Fuchs, David Greenglass y Theodore Hal, tres físicos que ya se sabía que ejercieron de espías en Los Álamos, revelaron a la inteligencia de la URSS el secreto del método para detonar de bombas conocido como implosión. Esa técnica produjo una bomba mucho más sofisticada que el dispositivo que EE.UU. lanzó sobre Hiroshima (Japón) en agosto de 1945.

‘Little Boy’, la bomba que cayó en Hiroshima, funcionó gracias a la explosión de dos cilindros de combustible de uranio, uno dentro de otro, para formar una masa crítica. Después, los átomos se separaron en reacciones en cadena y liberaron enormes explosiones de energía.

En contraste, la bomba de implosión comenzó con una bola de plutonio rodeada por una gran esfera con explosivos convencionales y su detonación ‘hacia dentro’ produjo ondas de presión que comprimieron el material radiactivo con tanta fuerza que formó una masa crítica y provocó una explosión atómica.

Mientras que Fuchs, Greenglass y Hal solo facilitaron a los soviéticos un esquema general de la bomba, la información de Seborer “podría haber sido única”, estima Alex Wellerstein, un historiador nuclear del Instituto de Tecnología Stevens en Hoboken, Nueva Jersey.

En 1951, Oscar Seborer huyó de EE.UU. a la URSS con su hermano Stuart, su cuñada y su suegra, se estableció en Moscú con el apellido Smith. A juzgar por los datos de archivo, los hermanos Seborer aseguraron a un amigo suyo que les ejecutarían por lo que habían hecho si alguna vez se les ocurría regresar a EE.UU.

Stuart Seborer asistió a clases de Matemáticas con Julius Rosenberg en 1934 y casi veinte años después ese científico y su esposa fueron ejecutados por transferir secretos nucleares estadounidenses a la URSS.

https://www.nytimes.com/2020/01/27/science/manhattan-project-nuclear-spy.htm

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.