Hallan una posible fosa común con restos de víctimas de la masacre de Tulsa de 1921

Hace casi 30 años, las bases del mundo del cómic fueron sacudidas con una de las novelas gráficas más importante del medio. Ya no solo entre el mundo de los cómics, sino de la literatura general de la segunda mitad del siglo XX. Creada magistralmente entre Alan Moore, Dave Gibbons y John Higgins, ‘Watchmen‘ es una de la historias más importantes del noveno arte, además de estar de rabiosa actualidad.

Tenía que ser precisamente ahora, cuando el éxito de la serie Watchmen – una especie de secuela con un gran éxito de crítica y público – está de plena actualidad. Precisamente, el primer capítulo de la serie cuenta, entre otras cosas, con una recreación de la masacre ocurrida en Oklahoma en 1921 que, disfrazada de ficción, tiene un poso muy real y aún doloroso. Es por ello que la noticia ha tenido un mayor calado en los medios estadounidenses, país en el que se sigue debatiendo el alcance real que tuvieron aquellos disturbios de carácter racial que acabaron con las vidas de muchas personas.

El lugar del hallazgo es el cementerio de Oaklawn, donde un escaneo geofísico permitió identificar dos áreas que podrían contener esos restos humanos de hace casi un siglo, según comentó Scott Hammerstedt, investigador principal del Estudio Arqueológico de Oklahoma. Los estudios confirmarían que una zona sería una tumba, que se sumaría a la fosa subterránea recientemente descubierta de unos 9 por 7,6 metros.

Phoebe Stubblefield, antropóloga forense de la Universidad de Florida, estima difícil definir el número de cuerpos albergaría esa fosa, de 10 a 100, y planteó sus dudas sobre la posibilidad de identificarlos porque se desconoce “el nivel de preservación”.

Las autoridades de Tulsa planean realizar otros trabajos en el cementerio privado Booker T. Washington porque alojaría más restos de la matanza de 1921, aunque no darán nuevos pasos al respecto al menos hasta febrero de 2020.

La historia de la masacre de Tulsa es de por sí compleja de explicar, pero se podría resumir atendiendo a la figura de Dick Rowland, afroamericano que trabajaba como lustrabotas y que fue falsamente acusado y arrestado por la agresión sexual a una mujer en mayo de 1921. Este hecho fue la gota que colmó el vaso para los supremacistas blancos, que por desgracia eran (y siguen) siendo muchos. Los primeros disturbios en Tulsa se produjeron frente al tribunal que juzgaba su caso y aumentaron en escala y violencia hasta que se produjo una cruenta batalla entre aproximadamente 1.500 blancos y 75 afroamericanos, contando ambos grupos con veteranos de la Primera Guerra Mundial.

El colectivo minoritario se replegó hasta un barrio predominantemente habitado por afroamericanos. Los blancos, liderados por la organización racista Ku Klux Klan, arrasaron, incendiaron y saquearon el distrito de Greenwood el 1 de junio.

Cuando el gobernador declaró la ley marcial y llegó la Guardia Nacional ya se habían destruido unos 1.250 hogares, iglesias, escuelas, negocios, un hospital y una biblioteca. Los registros oficiales certificaron que en los disturbios murieron 36 personas, aunque se sospecha que en realidad eran centenares.

https://www.nbcnews.com/news/nbcblk/possible-mass-grave-1921-tulsa-race-massacre-found-researchers-n1102781

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.