Hallan ADN neandertal en la tierra de cuevas sin restos fósiles

Un nuevo método permite por primera vez a los investigadores hallar material genético de humanos y otros mamíferos extintos aunque no haya restos esqueléticos. Un equipo internacional de investigadores, liderados por científicos del Instituto de Antropología Evolutiva Max Planck (EVA), ubicado en Leipzig (Alemania), y en el que hay una importante participación española, han descubierto una nueva manera para poder recuperar ADN a partir de sedimentos, sin necesidad de disponer de restos fósiles. Publican sus resultados en la revista Science.

«Sabemos que algunos componentes de los sedimentos pueden unirse al ADN», asegura en una nota de prensa Matthias Meyer, de Instituto de Antropología evolutiva (EVA) del Max Planck. «De ahí que decidiéramos investigar si el ADN de homínidos podría sobrevivir en sedimentos en yacimientos arqueológicos de los que se sabe que estuvieron ocupados por homínidos antiguos».

Los investigadores del Max Planck se pusieron en contacto y colaboraron con científicos que estaban excavando en siete yacimientos, en Bélgica, Croacia, Francia y también España, en los que, en la mayoría, se presuponía la presencia de neandertales, pero no se había podido demostrar hasta el momento. Recogieron 85 muestras de sedimentos, que databan de entre hace 14.000 y 550.000 años, las secuenciaron y entre el ADN de bacterias del suelo, lograron dar con pequeños fragmentos genéticos de mamíferos y de homínidos. De esos fragmentos lograron recuperar ADN mitocondrial, el material genético de las mitocondrias, que son las fábricas de energía de las células, que es muy abundante en el organismo. Este tipo de ADN se transmite de madres a hijos y es muy útil para identificar linajes.

Tras analizarlo, vieron que pertenecía a 12 mamíferos distintos, como osos y hienas de las cavernas, y mamuts y rinocerontes lanudos. También encontraron ADN de neandertales y de denisovanos.

«Obtener ADN de humanos antiguos de los sedimentos nos permite detectar la presencia de grupos de homínidos en lugares en los que no se podría conseguir hacer con ningún otro método», afirma en un comunicado de prensa Svante Pääbo, director del departamento de genética evolutiva en el EVA y coautor del trabajo. «[El estudio] demuestra que el análisis de ADN de sedimentos es un procedimiento arqueológico muy útil que puede convertirse en rutina en el futuro».

Si bien se ha podido recuperar ADN antiguo, se desconoce por el momento de dónde procede o cómo se ha podido mantener sin estar físicamente unido a ningún resto fósil. La principal hipótesis, explica el paleogenetista Carles Lalueza-Fox, investigador del Institut de Biologia Evolutiva (CSIC-UPF) y uno de los principales expertos mundiales en extraer información de ADN antiguo, es que «mayoritariamente, el ADN hallado en los sedimentos proceda de la descomposición de organismos o de deposiciones. Ahora bien, cómo se ha conservado ese ADN se desconoce».

Para Lalueza-Fox, que es coautor de este trabajo, la clave está en el tipo de suelo en que se han tomado las muestras. «No es que el ADN esté libre flotando, sino que seguramente está ligado a las partículas de arcilla del estrato del que se ha recuperado». Y valora: «Este método se puede replicar no tan solo para denisovanos y neandertales, sino en cualquier lugar donde haya habido ocupación. Se podrá saber cómo era genéticamente el ocupante de ese estrato».

http://www.sciencemag.org/news/2017/04/no-bones-no-problem-dna-left-cave-soils-can-reveal-ancient-human-occupants

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

No se admiten más comentarios