¿Es este el verdadero rostro de San Valentín?

El verdadero rostro de San Valentín, un clérigo que probablemente vivió en el siglo III, muestra a un hombre de facciones rústicas y relativamente joven, al contrario de muchas de las imágenes que son conocidas del santo, que retratan a un señor de aspecto delicado y edad avanzada. El trabajo de reconstrucción facial de San Valentín comenzó en 2017, cuando un equipo multidisciplinar, formado por académicos de la Universidad de Padua se unió al grupo de estudios arqueológicos Arc-Team.

Luca Bezzi, integrante italiano de este equipo, fue uno de los que se encargó de fotografiar detalladamente el cráneo atribuido al santo salvaguardado en la Iglesia de San Jorge (Monselice, Padua), en una operación que fue autorizada y supervisada por la Iglesia católica. Después, a partir de esas imágenes digitalizadas, el diseñador brasileño Cícero Moraes, un especialista en reconstrucción facial en 3D, recuperó el verdadero rostro de San Valentín. Los resultados fueron presentados el fin de semana pasado.

San Valentín era un sacerdote que, hacia el siglo III, ejercía en Roma. Gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras. El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Celebraba en secreto matrimonios (de ahí se ha popularizado que san Valentín sea el patrón de los enamorados). El emperador lo encarceló. Un oficial quiso ponerlo a prueba. Lo retó a que devolviese la vista a su hija Julia, que había nacido ciega. Valentín aceptó y le devolvió la vista.

Valentín siguió preso y lo ejecutaron el 14 de febrero del año 270. No obstante, el origen del culto a San Valentín como patrón de los enamorados no tiene que ver con el catolicismo, sino con leyendas romanas anteriores a la cristianización que fueron sustituidas o reconvertidas con el fin de eliminarlas del calendario. Desde el siglo IV se había ido eliminando paulatinamente todas las celebraciones paganas, siendo sustituidas o reconvertidas en otras de carácter religioso. Gelasio I necesitaba anteponer otra fiesta a la celebración de las Lupercales, por lo que escogió el del Santo que caía justo un día antes y que había —supuestamente— vivido dos siglos antes: San Valentín. Y como festividad religiosa se estuvo celebrando a lo largo de los siguientes quince siglos (hasta 1969) año en el que bajo el pontificado de Pablo VI la Iglesia Católica decidió eliminar San Valentín como festividad del calendario postconciliar (acordado en el Concilio Vaticano II), pasando a ser ésta una fecha con santo pero sin celebración.

https://www.dailystar.co.uk/news/world-news/681998/valentines-day-saint-face-revealed-facial-reconstruction-love-Brazil-Cicero-Moraes

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

No se admiten más comentarios