El rover Curiosity encuentra nuevos signos de posible vida en Marte

No es la primera vez ni será la última. Cada pocas semanas van llegando nuevos reportes sobre posibles lugares donde hallar vida. Nuestro vecino planetario, el denominado planeta rojo, es uno de los lugares estudiados con más detenimiento, debido sobre todo a esa cercanía que ofrece la posibilidad de enviar misiones que estudien con detenimiento su superficie y composición. Entre esas misiones, la protagonizada por el rover Curiosity deja muchos titulares destacados, y de todo tipo.

En esta ocasión, la NASA ha hallado un alto contenido de un gas en la atmósfera de Marte que podría indicar la presencia de microorganismos vivos, informa el periódico The New York Times. Las muestras del aire marciano que han servido para la analítica fueron tomadas el miércoles pasado. Los datos llegaron a la Tierra el jueves, y para el viernes, los científicos que trabajan en la misión determinaron que había una alta concentración de metano, que en la Tierra normalmente es producido por los seres vivos. No obstante, la noticia aún no ha sido anunciada oficialmente por la NASA.

“Dado este sorprendente resultado, hemos reorganizado la agenda para el fin de semana para llevar a cabo una investigación adicional”, cita The New York Times las palabras de uno de los investigadores de la NASA, Ashwin R. Vasavada, las cuales figuran en una carta corporativa que se puso a disposición del periódico.

Los controladores responsables de la misión han dado nuevas instrucciones al rover Curiosity para que le diera seguimiento a estas lecturas y se espera que para el lunes los resultados ya hayan llegado. Curiosos resultados, pues las anteriores búsquedas de metano fueron negativas. Cuando el Curiosity llegó a Marte en 2012, buscó metano y dio sólo 1 parte por 1.000 millones en la atmósfera marciana. En 2013 detectó un pico repentino de hasta 7 partes por 1.000 millones que duró al menos un par de meses. Sin embargo, el metano desapareció. La medición de esta semana, por su parte, encontró 21 partes por 1.000 millones de metano, lo que supone tres veces el pico de 2013.

Los científicos especializados en Marte consideran la idea de que, en caso de que la vida haya surgido en el planeta rojo, los microbios podrían haber migrado bajo tierra y así mantenerse. Si el metano se encuentra en el aire marciano es un descubrimiento relevante, ya que tanto las reacciones químicas como la luz del Sol romperían sus moléculas en unos pocos siglos. Eso significa que, de haber metano en el planeta, éste se ha generado de forma reciente.

En nuestro planeta existen unos microbios conocidos como metanógenos que suelen prosperar en lugares en los cuáles el oxígeno escasea. Estos lugares podrían ser, por ejemplo, rocas que se encuentran a una gran profundidad o vías digestivas de animales. No obstante, las reacciones geotérmicas sin biología de por medio también pueden generar metano. Es posible también que este metano sea muy antiguo, que haya estado atrapado en Marte durante millones de años y que este se escape internamente a través de las grietas. Para dilucidar este misterio de una vez por todas, la NASA y una colaboración entre Rusia y Europa han programado el lanzamiento de rovers para el año que viene que llevarán herramientas especiales para buscar los componentes básicos que dan lugar a la vida.

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.