‘Operaciones Nucleares’, o JP 3-72: la doctrina nuclear ocultada por Estados Unidos

La doctrina que ha levantado suspicacias y que al parecer ha sido ocultada con rapidez se titula ‘Operaciones Nucleares’, o JP 3-72, y tiene como propósito proporcionar “principios fundamentales y orientación para planificar, ejecutar y evaluar operaciones nucleares”.

“Utilizar armas nucleares podría crear condiciones para resultados decisivos y el restablecimiento de la estabilidad estratégica”, reza el texto, añadiendo que el uso de este armamento “cambiará fundamentalmente el alcance de una batalla y creará condiciones que afectarán la manera en que los comandantes prevalecerán en un conflicto”.

The Guardian se interesó por la información y contactó con un portavoz militar para que hiciera unas declaraciones al respecto. La persona en cuestión indicó que la doctrina fue sacada u ocultada en la web del Pentágono “porque se determinó que la publicación, como es el caso con otras publicaciones del Estado Mayor Conjunto, debe ser solo para uso oficial”, sin aclarar si la divulgación inicial fue un error o un mensaje deliberado para otros gobiernos. Una suerte de “amenaza velada” o aviso a navegantes, una muestra de fuerza que buscaría deliberadamente intimidar a naciones rivales.

A pesar de la rapidez del ocultamiento, el documento fue obtenido a tiempo y compartido por Steven Aftergood, director del Proyecto sobre Secreto Gubernamental de la Federación de Científicos Estadounidenses. Aftergood considera “inquietante” que, pese a que la función del texto es planificar los peores escenarios nucleares sin formular políticas al respecto, de todas formas parece estar “concebido como una doctrina de guerra”.

“Ese tipo de pensamiento, en sí mismo, puede ser peligroso”, indicó el especialista al medio británico. “Puede hacer más probable ese tipo de eventualidad, en lugar de disuadirla”, añadió.

La política oficial alude a que el uso de armas nucleares es un recurso al que nunca se debe acudir, a menos que no haya ninguna otra opción, claro. No por nada, hay países que tratan de desarrollar un programa nuclear propio para hacer valer su posición dentro del panorama geoestratégico. Igualmente, es menester recordar que EE.UU. ha abandonado el histórico acuerdo nuclear de 2015 con Irán, al igual que se ha retirado del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés) con Rusia y no se apresura a negociar con ese país la renovación del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas III (START III o Nuevo START); todo esto durante la Administración de Donald Trump.

https://www.theguardian.com/world/2019/jun/19/nuclear-weapons-pentagon-us-military-doctrine

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.