¿El estrabismo explica el genio de Leonardo Da Vinci en la pintura?

Los autores del estudio analizaron seis obras del pintor renacentista y concluyeron que padecía de estrabismo. Esto, lejos de perjudicar, le ayudó a representar con más facilidad la perspectiva tridimensional en el lienzo.

Varios artistas famosos, entre ellos Rembrandt, han sido identificados por tener estrabismo, una condición en la cual los ejes oculares no están paralelos o alineados con el objecto de fijación. Se cree que algunas formas de desalineación ocular son beneficiosas para el trabajo artístico proporcionando una visión monocular bidimensional ventajosa para la pintura y el dibujo.

En un estudio publicado en JAMA Ophthalmology, se analizaron retratos (esculturas, pinturas al óleo y dibujos) que se cree representan a Leonardo da Vinci. El líder del estudio, Christopher Tyler, descubrió pruebas que sugieren que da Vinci puede haber tenido exotropia intermitente (una tendencia hacia el giro de un ojo hacia afuera). Esto daría lugar a una capacidad para cambiar a la visión monocular, lo que puede ayudar a explicar su capacidad para representar los aspectos tridimensionales de rostros y objetos y la profundidad de las escenas montañosas. Los autores consideran que este padecimiento le brindó la capacidad de tener una visión monocular, en la que ambos ojos se usan por separado, lo que le permitió enfocarse en superficies planas.

Dentro de las bocetos o imágenes estudiados se encuentran Hombre de Vitruvio, San Juan Bautista, Salvator Mundi y la escultura de bronce de David, supuestamente una representación del joven Da Vinci.

Según el investigador, su posible condiciono no suena raro si se recuerda una cita de Leonardo en la que este dijo que «El alma guía el brazo del pintor y le hace reproducirse a sí mismo, dado que parece que el alma es la mejor forma de representar a un ser humano».

En todos los casos, la desalineación del ojo fue medible, aunque no severa, promedió una desviación de -10.3 grados del ojo enfocado en las seis piezas. El número negativo significa que el ojo normalmente miraría hacia el exterior (exotropia) y el profesor Tyler argumenta que el estrabismo de Da Vinci puede no haber existido cuando se enfoca intensamente en un objeto, pero que aparece cuando se relaja en la pintura, dándole lo mejor de ambos mundos.

https://jamanetwork.com/journals/jamaophthalmology/article-abstract/2707245

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.