Curiosity ha encontrado fluctuaciones de oxígeno en Marte

Marte, como la Tierra, está inclinado sobre su eje de rotación. Eso significa que sus hemisferios norte y sur experimentan estaciones como la Tierra, el verano cuando el hemisferio apunta hacia el Sol y el invierno cuando apunta lejos del Sol. Los científicos han estado utilizando el instrumento Curiosity’s Sample Analysis at Mars (SAM) para monitorear la abundancia de varias moléculas en la atmósfera del planeta y cómo cambian con las estaciones. Hace unas horas, publicaron el resultado de la toma de datos de cinco años terrestres (tres años de Marte).

Los resultados para algunos elementos no fueron especialmente sorprendentes: los niveles y los cambios en la cantidad de gas argón fueron muy similares a las medidas tomadas por el ahora desaparecido rover Opportunity. Curiosity tampoco midió demasiado flujo de nitrógeno: en la Tierra, la vida interactúa con la atmósfera y el suelo a través de un complejo ciclo de nitrógeno. Si tal ciclo existe en Marte, no tiene un impacto en el gas atmosférico del planeta, escriben los autores. Pero todo cambia cuando se trata del oxígeno, pues ahí sí que existe una variabilidad a tener en cuenta.

Las mediciones SAM de [oxígeno] en el cráter Gale no muestran la estabilidad anual o los patrones estacionales que se predecirían en función de las fuentes y sumideros conocidos en la atmósfera”, escribieron los autores.

Hubo mucho más oxígeno de lo esperado durante el final de la primavera y el verano del hemisferio norte marciano (finales de otoño e invierno de Curiosity), y mucho menos oxígeno del esperado durante el invierno del hemisferio norte (verano de Curiosity).

La explicación para esto no está nada clara. Se apunta a una rotura del objeto de medición, o tal vez el oxígeno provenía del dióxido de carbono o del agua que se rompía en la atmósfera. Pero eso significaría que hay mucha más agua de la que el planeta ya tiene en su atmósfera, o que el dióxido de carbono se descompone demasiado lentamente para producir las señales de oxígeno, según un comunicado de la NASA.

El hecho de que el comportamiento del oxígeno no sea perfectamente repetible cada temporada nos hace pensar que no es un problema que tenga que ver con la dinámica atmosférica. Tiene que ser una fuente química y un sumidero que aún no podemos explicar”, dijo en el comunicado la primera autora del estudio, Melissa Trainer, científica planetaria del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

https://www.nasa.gov/feature/goddard/2019/with-mars-methane-mystery-unsolved-curiosity-serves-scientists-a-new-one-oxygen

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.