Chang’e 4: una sonda china lanzada hacia el lado oscuro de la Luna

Nunca se había lanzado una misión hacia esa zona de la Luna, pero China dio el paso este viernes.

Este sábado (viernes en Occidente), la nave no tripulada Chang’e 4, con un vehículo de exploración a bordo, ha sido lanzada camino de la Luna para intentar alunizar en su cara oculta, algo que hasta ahora no se había hecho jamás. Es un paso más en el ambicioso programa chino de exploración espacial. Chang’e 4 (así llamada en honor de una diosa que, según la mitología china, habita en la Luna) alunizará en los primeros días de enero; a las pocas horas emergerá el vehículo de exploración, que empezará a recorrer el paisaje lunar y a transmitir datos que permitan esclarecer algunos de los principales interrogantes sobre la cara oculta de nuestro satélite.

Esa cara lunar, invisible desde la Tierra, es muy distinta de la que sí conocemos. Si la cara vista muestra «mares» llanos de basalto y relativamente pocos cráteres, el otro lado está lleno de cráteres y su composición parece diferente. La misión china podría recabar datos sobre la historia y la geología de este área desconocida del satélite. Probablemente, según el estudio publicado por científicos chinos en la revista especializada Journal of Geophysical Research, de la Asociación Geofísica Estadounidense, la toma de tierra de Chang’e se producirá en el cráter Von Kármán. Esta concavidad, de 186 kilómetros de diámetro, forma parte de la cuenca Polo Sur-Aitken, el mayor cráter de impacto conocido en el sistema solar y uno de los más antiguos de la Luna.

Hasta ahora no se había intentado una misión similar a la de Chang’e 4 debido a las dificultades técnicas. Con la masa de la Luna interpuesta entre la Tierra y la nave espacial era complicado establecer un sistema de comunicación que permitiera a los ingenieros enviar instrucciones a la sonda para su descenso a la superficie. El mismo problema se planteaba para que el vehículo explorador pudiera transmitir sus datos. Para solventar este problema, China envió en mayo su satélite Queqiao, que entró en órbita en junio, a una distancia entre 65.000 y 80.000 kilómetros más allá de la Luna. El satélite recibirá las instrucciones de la base aeroespacial en la Tierra para reenviárselas a la sonda y al vehículo explorador y comunicará a la Tierra los datos de vuelta.

La misión también incluirá otros experimentos científicos. Chang’e llevará a bordo huevos de gusano de seda, semillas de patata y de flores para observar la germinación, crecimiento y respiración en las condiciones de baja gravedad en la superficie lunar. El año próximo China tiene previsto enviar una nueva sonda a la Luna, Chang’e 5, que tendrá como misión recoger muestras del suelo y traerlas de regreso a la Tierra.

https://mysteryplanet.com.ar/site/china-ha-lanzado-una-sonda-a-la-cara-oculta-de-la-luna/

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.