Arrestan en China a He Jiankui, quien creó bebés modificados genéticamente

Mucho se ha hablado durante las últimas semanas sobre un hito en la historia de la Ciencia, que sin embargo se vio empañado por la polémica desde el primer momento. El nacimiento de los primeros bebés bajo el método CRISPR, con la manipulación genética que conlleva, han llevado el nombre del doctor He Jiankui a la fama permanente, aunque quizá no esté del todo claro de qué forma. Las feroces críticas contra su trabajo y su súbita desaparición avivaron las especulaciones, que parecen haberse resuelto. Al menos, en cuanto al paradero del doctor.

Según el New York Times, el gobierno chino mantiene a He Jiankui bajo arresto domiciliario, a falta de que se aclare qué será de él exactamente. Por raro que suene, no está en su casa, sino en la Universidad donde desarrolló su trabajo. La institución lo niega, pero varias personas cercanas confirman que se halla allí.

Su actividad, por revolucionaria que pueda parecer, actualmente es motivo de delito, ya que la obtención del consentimiento de las partes para el polémico tratamiento nunca incluyó noticia alguna sobre modificación genética. He Jiankui decía que era para una vacuna contra el SIDA, pero no habló de manipulación a una escala como la que alcanzó, creando a dos bebés inmunes al VIH, el cólera y la viruela. Un tabú que va en contra de la propia ética, de las corrientes religiosas y de ciertos sectores sociales. La moral es susceptible, y el doctor lo ha probado en sus propias carnes. Aunque desconocemos hasta qué punto le afectará en el futuro.

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.