Thomas Cutbush: otro candidato potencial a ser Jack ‘el Destripador’

El enigma en torno a la identidad del asesino británico Jack el Destripador no solo ha tenido en vilo al Reino Unido, sino también a todo el mundo, ya que los asesinatos atribuidos a esta persona entre los años 1880-1890 destacaron por su crueldad. Existen numerosas teorías que pretenden arrojar luz sobre el infame criminal. Una de ellas ha sido propuesta por el autor británico y funcionario de apoyo comunitario David Bullock, quien también asegura que se trata de Thomas Cutbush, y además sugiere conocer la ubicación de la tumba del presunto asesino en serie, informa el diario ‘The Sun’.

Bullock lleva estudiando los delitos de Jack el Destripador desde su adolescencia. En su nuevo libro ‘The Man Who Would be Jack: The Hunt for the Real Ripper’ (‘El hombre que sería Jack: la caza del verdadero destripador’) revela nuevos detalles que apoyan la teoría sobre Cutbush. El autor logró acceso a los archivos del hospital psiquiátrico Broadmoor Hospital, en el condado de Berkshire, y descubrió el sitio de la tumba familiar de Cutbush en el cementerio de Nunhead, al sureste de Londres.

El académico ha confesado que “las personas siempre decían que [Cutbush] murió en Broadmoor, pero al ver los archivos pude ver que no estaba enterrado allí”.

Las teorías han incluido hasta un centenar de sospechosos, pero Bullock sugiere que solo algunas de ellas son viables. Según ha señalado, Cutbush trabajaba en el barrio londinense de Whitechapel, donde fueron asesinadas la mayoría de las víctimas, y lo “conocía al dedillo”. El hombre también “sentía odio hacia las prostitutas”, lo que también confirmaría la versión, ya que las mujeres asesinadas eran prostitutas de áreas pobres.

Además, Bullock descubrió en los archivos que según los propios familiares y conocidos de Cutbush, el hombre podría estar vinculado con los asesinatos. El sospechoso se interesaba por la medicina, la cirugía y la anatomía: dibujaba imágenes de mutilaciones y mentía a las personas diciendo que trabajaba como médico. Según ha revelado el autor, el presunto delincuente alegaba que una prostituta le contagió una enfermedad. Poco después, Cutbush decidió curarse por sí mismo, pero quedó desfigurado.

Eventualmente, el hombre fue arrestado en 1891 por agredir a dos mujeres, después de lo cual la serie de asesinatos finalizó.

Según los registros médicos revelados y publicados en el diario ‘The Independent’ en el 2008, Cutbush era “un joven raro, trastornado y violento”, que fue diagnosticado como una enfermedad mental en 1891. En la época cuando se perpetraron los delitos, Cutbush trabajaba como recepcionista, y en 1888 “se volvió loco”.

Jack The Ripper’s final resting place ‘discovered’ by academic who believes he has uncovered who Britain’s most notorious serial killer was

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

No se admiten más comentarios