Roban 21 calaveras del osario de la iglesia de St Leonard, en Kent

Los 21 cráneos humanos de la iglesia de St Leonard, ubicada en la población inglesa de Hythe, estaban almacenados en un osario situado en la cripta, donde llevaban desde la Edad Media.

La BBC informa de un extraño y macabro robo que se ha producido en el condado de Kent, Inglaterra. Los ladrones han robado unos 21 cráneos humanos de la iglesia de St Leonard ubicada en la población inglesa de Hythe. Estaban almacenados en un osario situado en la cripta de la iglesia, donde llevaban desde la Edad Media. El robo ha conmocionado a la comunidad local y ha enfurecido a muchos.

La iglesia de St Leonard es conocida en la zona y, según Breaking News, a menudo es llamada simplemente ‘la iglesia de los huesos’. Se alza en la pintoresca ciudad costera de Hythe. La iglesia se remonta a hace casi un milenio y posiblemente fuera construida en la época anglosajona. Lo que la hace única sin duda es su cripta, que alberga un osario donde son custodiadas más de 1.000 calaveras y otros huesos cuya antigüedad está entre los 600 y los 1.000 años. Se cree que son los restos de residentes de Hythe fallecidos hace largo tiempo y procedentes de iglesias y cementerios que fueron cerrados hace siglos.

En el pasado, casi todas las iglesias de Inglaterra tenían una cripta en la que se almacenaban huesos. Su existencia estaba basada en la creencia cristiana medieval según la cual la cremación era algo inaceptable. Por esta razón se guardaban los huesos de los muertos, ya que se creía que algunos restos físicos eran necesarios para que la gente pudiera resucitar en el Día del Juicio. Numerosos osarios fueron destruidos durante la Reforma, y no se sabe con exactitud por qué razón sobrevivió el de St Leonard. Según la BBC, St Leonard alberga la “mayor y mejor conservada colección de antiguos cráneos humanos y huesos de Gran Bretaña”. Muchos de los cráneos se guardan en estantes, y la colección incluye un imponente montón de cráneos y huesos que mide 8 metros de largo por 1,8 metros de ancho y alto.

Las calaveras fueron robadas de la cripta después de que el ladrón o los ladrones cortaran la cerradura de una puerta. La policía local ha iniciado una investigación y ha denunciado el robo, que se produjo en algún momento entre la noche del domingo y el lunes por la tarde. La policía ha hecho asimismo un llamamiento a la comunidad local para que comunique cualquier tipo de información relacionada con el robo, y ha pedido a los posibles testigos que se presenten ante las autoridades para dar testimonio. Breaking News informa además de que el inspector de policía Maxine Harris ha declarado que estas calaveras humanas “no son para que se las lleven” y que el robo estaba siendo tratado muy en serio.

Los ladrones no robaron ninguna otra cosa, aunque había una pequeña suma de dinero en la iglesia. Además, vinieron bien equipados para cortar la cerradura de la puerta del osario. Los investigadores creen que el robo de los cráneos no es obra de jóvenes bromistas, sino de delincuentes experimentados. Se especula con la posibilidad de que los ladrones pudieran intentar vender en el mercado negro estos cráneos medievales a coleccionistas sin escrúpulos de artículos y objetos históricos.

La diócesis de Canterbury también ha condenado el robo. La diócesis está muy orgullosa de su iglesia, que cuenta con uno de los últimos osarios que quedan en Inglaterra. La colección de cráneos y huesos cuidadosamente apilados está expuesta al público y todo el mundo puede visitar el osario. La diócesis nunca imaginó que alguien podría robar estas calaveras.

El reverendo Andrew Sweeney, rector de la iglesia, siente una profunda tristeza por el robo. No sólo es incorrecto asaltar una iglesia, sino que el robo de las calaveras lo hace aún más inquietante. Sweeney afirmaba que son los últimos restos físicos de una persona a quien debe permitirse descansar en paz. El robo es contrario a los valores humanos básicos de respeto por los difuntos. Newsweek cita unas declaraciones del reverendo en las que afirma que “La codicia, el egoísmo o la estupidez de ciertas personas ha destruido la premisa de unos valores humanos comunes.”

El robo de las 21 calaveras es inquietante. No sólo demuestra una gran falta de respeto por la iglesia, sino también por los muertos. El robo de los cráneos de la colección de St Leonard supone una gran pérdida para la comunidad local. El osario es parte importante del patrimonio de Kent, y se espera que las calaveras robadas puedan ser recuperadas y devueltas a St Leonard en el futuro. A causa del robo, la iglesia va a comprar ahora un avanzado sistema de seguridad. Afortunadamente, el público podrá seguir visitando el osario y su interesante colección de huesos.

https://www.newsweek.com/ancient-human-skulls-historic-church-stolen-1032033

https://www.ancient-origins.net/news-general/st-leonards-church-0010401

https://www.breakingnews.ie/world/21-ancient-skulls-stolen-from-church-collection-in-kent-856189.html

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.