¿Qué pasó realmente en el accidente de Sarov?

Un accidente nuclear no es asunto para tomarse a la ligera. Y las pruebas armamentísticas que se llevan a cabo constantemente con mayor o menor secretismo pueden desembocar en accidentes desagradables que intentan taparse. Eso es, al parecer, lo que ha sucedido en la ciudad rusa de Sarov, un lugar protegido donde se llevan a cabo ensayos armamentísticos y en el cinco trabajadores han perdido la vida en una misteriosa explosión que ha desatado la controversia por sus posibles repercusiones. El suceso aconteció el pasado jueves 8, y las aclaraciones han sido tan pobres que muchos medios internacionales siguen tratando de sacar algo en claro.

Los cinco especialistas nucleares fallecidos eran empleados de Rosatom, la corporación estatal de energía atómica de Rusia, y murieron en una explosión en un sitio de pruebas militares, no lejos del puerto de Severodvinsk. La versión oficial dice que el accidente se produjo durante las pruebas en un sistema de propulsión líquida de misiles que involucra isótopos. Los nombres de los cinco expertos eran Alexey Vyushin, Yevgeny Koratayev, Vyacheslav Lipshev, Sergey Pichugin y Vladislav Yanovsky.

Que algo así haya acontecido en Sarov no es algo extraordinario, ya que es una de las denominadas “ciudades secretas” de Rusia, conocida durante la Guerra Fría como Arzamas-16. Ningún extranjero puede acceder a ella, está totalmente cerrada al turismo y únicamente es accesible mediante un permiso especial. Se podría decir, como señala la CNN, que Sarov es el equivalente ruso a Los Álamos, en Nuevo México.

¿Qué se sabe exactamente sobre el accidente? El gobierno ruso no ha dado muchas más explicaciones que las antes mencionadas, pero sí que se conoce que las autoridades del norte de Rusia detectaron un breve aumento de los niveles de radiación tras la explosión. Lo ha dicho la propia agencia de noticias TASS, por lo que se puede deducir que la fuga fue real y que no se trató de ninguna confusión. De hecho, TASS dijo en un primer momento que todo pudo comenzar a bordo de un barco de la base naval de Severodvinsk. El gobernador regional de Arkhangelsk le dijo a TASS que el área alrededor de la explosión no sería evacuada. Pero los informes del breve aumento de la radiación y la falta de información sobre el incidente levantaron banderas rojas de inmediato.

El Ministerio de Defensa ruso admitió que algo inusual ocurrió allí, sin ir más allá. Por su parte, observadores externos sí que se alarmaron por la situación. Jeffrey Lewis, un experto en control de armas en el Instituto Middlebury de Estudios Internacionales en Monterey, fue uno de los primeros en sugerir que el accidente con misiles tenía un componente inusual. Vía Twitter, Lewis vinculó una imagen del 8 de agosto capturada por la compañía de imágenes satelitales Planet Labs, que muestra el Serebryanka, un transportador de combustible nuclear, cerca del sitio de prueba de misiles en Rusia, donde se dieron la explosión y el incendio. La presencia de la nave, especuló, podría haber estado relacionada con la prueba de un misil de crucero de propulsión nuclear, algo que no casa del todo con la declaración oficial del gobierno ruso.

El Serebrynka, señaló Lewis, era el mismo barco utilizado para recuperar una unidad de propulsión nuclear de una prueba fallida de misiles de crucero de propulsión nuclear el verano pasado frente a Novaya Zemlya, un archipiélago en el Océano Ártico.

«Somos escépticos de la afirmación de que lo que se estaba probando era un motor de propulsión líquida», dijo Lewis a CNN, refiriéndose a la explosión de la semana pasada. «Creemos que fue un misil de crucero de propulsión nuclear al que llaman Burevestnik». Los miembros de la OTAN conocen el mismo misil como SCC-X-Skyfall.

Un funcionario estadounidense también le dijo a CNN que la explosión estaba “probablemente” vinculada al prototipo Skyfall. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también hizo la conexión, tuiteando el lunes: «La explosión rusa ‘Skyfall’ tiene a la gente preocupada por el aire alrededor de las instalaciones y mucho más allá. ¡Nada bueno!».

Hay poca información pública disponible sobre Burevestnik/Skyfall. Pero el año pasado, Putin se jactó de nuevas armas que, según él, harían obsoletas las defensas antimisiles estadounidenses. La cuestión más importante ahora es saber el alcance de la posible fuga radiactiva, y si la población cercana corre peligro. Según el sitio web local 29.ru, los funcionarios han prohibido nadar en la Bahía Dvina en el Mar Blanco durante un mes. Un inquietante indicio, aunque es poco probable que sea un accidente de proporciones catastróficas, como Chernobyl, nuevamente de actualidad debido al mal estado de la cúpula que cubre su central y a diversas iniciativas en torno a ella, como la aclamada serie de televisión o el sorprendente vozka ATOMIK.

https://www.washingtonpost.com/world/russia-hold-funerals-for-five-nuclear-workers-who-died-in-missile-explosion/2019/08/12/23e23cb8-bd1b-11e9-a8b0-7ed8a0d5dc5d_story.html

https://www.euronews.com/2019/08/11/russia-honours-national-heroes-killed-in-mysterious-rocket-blast?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+euronews%2Fen%2Fhome+(euronews+-+home+-+en)

https://www.bloomberg.com/opinion/articles/2019-08-12/russia-s-missile-explosion-means-it-failed-two-tests

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.