La tumba de Nefertiti podría ser hallada muy pronto, según Mamdouh Eldamaty y su equipo

Todo este nuevo trasiego de información comenzó cuando un grupo de investigadores liderados por Mamdouh Eldamaty, el ex ministro egipcio de antigüedades, examinó la tumba del rey Tutankamón de 3.300 años de antigüedad con un radar de penetración en el suelo. Allí descubrieron un espacio previamente desconocido cerca del entierro del Rey, un área descubierta que mide aproximadamente dos metros de alto y diez de largo.

La idea no es nueva. La teoría del entierro de Nefertiti muy cerca de Tutankamón vio la luz por primera vez en 2015, cuando un egiptólogo británico (Nicholas Reeves) dijo que podría haber cámaras secretas detrás de la tumba del rey. Dicha teoría fue respaldada por una investigación inicial ese mismo año. Incluso hubo mucho entusiasmo dentro de los círculos académicos ante lo que podría ser un descubrimiento revolucionario, el más importante del siglo en materia arqueológica. Hubo muchos apoyos, al igual que detractores, pero la opinión pública llegó a estar convencida de que el británico tenía razón e instaba a las autoridades egipcias a comenzar con el proceso.

Sin embargo, tres años después, un equipo diferente encontró evidencias que refutaban la teoría. Utilizando el radar, el equipo pasó tres años explorando el área alrededor de la tumba del faraón y concluyeron que no había nada. En medio de una agria polémica, con declaraciones cruzadas y con un Reeves abatido, la investigación quedó estancada y posteriormente desechada, al menos hasta que hubiera indicios de mayor peso. Asunto discutible, ya que las pruebas del egiptólogo parecían tener un peso importante.

Sin embargo, esta rocambolesca historia vuelve a dar un vuelco inesperado. El pasado miércoles, Nature informaba de los detalles del nuevo e inédito estudio de Eldamaty y su equipo, el cual mostraba más evidencias de un recinto secreto que podría contener los restos de Nefertiti. El equipo presentó su investigación al Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto a principios de este mes de febrero. Según ha explicado Ray Johnson, un egiptólogo de la Universidad de Chicago:

«El innovador hallazgo es tremendamente emocionante. Claramente, hay algo al otro lado de la pared norte de la cámara funeraria».

Como suele ocurrir en estos casos, tras la noticia ya han surgido voces de expertos que ponen en duda el hallazgo. Y, siempre omnipresente, el primero de ellos es Zahi Hawass, ex ministro de antigüedades egipcio, quien ha comentado a Nature que “la tecnología que utilizó el equipo de Eldamaty no es confiable” (siempre y cuando no sea él quien la use).

Sea como fuere, la simple posibilidad de estar más cerca que nunca de la ubicación de la tumba de Nefertiti es excitante. Como sugiere Nicholas Reeves, «si se descubrieran sus restos, sería un gran avance científico. Si Nefertiti fue enterrada como un faraón, podría ser el mayor descubrimiento arqueológico de la historia».

https://www.businessinsider.com/queen-nefertiti-buried-in-secret-chamber-in-king-tuts-tomb-2020-2?r=US&IR=T

https://www.nature.com/articles/d41586-020-00465-y

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.