La Piedra Buitre de Göbekli Tepe confirman impacto de un cometa hace 13.000 años

Durante décadas los científicos han especulado que el impacto de un cometa podría haber ocasionado la repentina caída de temperatura durante el período conocido como el Dryas reciente; aunque la nueva datación de cráteres de meteoritos en América del Norte, donde se cree que el cometa pudo haber golpeado, parece desacreditar esa teoría. Sin embargo, en una investigación realizada por expertos de la Universidad de Edimburgo, en la que se analizaron misteriosos símbolos tallados en pilares de piedra en Göbekli Tepe, en el sur de Turquía, los científicos descubrieron la representación de un impacto devastador que marcó la historia.

Cuando los investigadores estudiaron las tallas de animales realizadas en un pilar, conocido como la piedra buitre, en Göbekli Tepe, considerado como el santuario más antiguo del mundo, descubrieron que las criaturas eran en realidad símbolos astronómicos que representaban las constelaciones y el cometa que impactó a la Tierra. Utilizando un sofisticado programa de computadora para mostrar dónde estarían ubicadas las constelaciones en el cielo de Turquía hace miles de años, los científicos fueron capaces de identificar el impacto de un cometa en la superficie terrestre, hacia el 10.950 a.C., justo en el momento en el que comienza el periodo Dryas reciente, de acuerdo con los datos obtenidos en núcleos de hielo de Groenlandia. Este periodo es considerado como una etapa crucial para la humanidad, ya que coincide con la aparición de la agricultura y las primeras civilizaciones neolíticas, informa The Telegraph.

«Creo que estos hallazgos, aunados con el reciente descubrimiento de una anomalía de platino generalizada en todo el continente norteamericano, prácticamente sellan el caso en favor de la propuesta que asevera que el periodo Dryas reciente, fue ocasionado por el impacto de un cometa», dijo el Dr. Martin Sweatman, de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Edimburgo, quien dirigió la investigación.

Los científicos creen que las imágenes fueron pensadas ​​como un registro del acontecimiento catastrófico, y que una talla adicional que muestra un hombre sin cabeza puede indicar el desastre producido y grandes pérdidas de vidas.

El simbolismo en los pilares también indica que los cambios a largo plazo en eje de rotación de la Tierra, quedaron registrados utilizando una forma prematura de escritura; además los investigadores sugieren que Göbekli Tepe era un observatorio de meteoritos y cometas. A pesar de la antigüedad de los pilares, los científicos no creen que sea el primer ejemplo de registros arqueoastronómicos. Otros monumentos ancestrales alrededor del mundo parecen haber sido ideados y orientados de tal forma que oficiaran como un duradero registro en piedra de eventos importantes para nuestros ancestros, muchos de los cuales, apuntan —oh casualidad— hacia la misma fecha: entre hace 12.000 y 13.000 años, época en la que, según algunos investigadores, se habría producido el «cataclismo atlante».

http://www.telegraph.co.uk/science/2017/04/21/ancient-stone-carvings-confirm-comet-struck-earth-10950bc-wiping/

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

No se admiten más comentarios