Hallan el edificio donde se celebró el Primer Concilio de Nicea en el lago İznik, Turquía

El Primer Concilio de Nicea fue un sínodo de obispos cristianos convocado por el emperador romano Constantino I y es considerado el primer concilio ecuménico por las Iglesias que se reconocen católicas y por algunas Iglesias protestantes. Tuvo lugar entre el 20 de mayo y el 19 de junio de 325 en la ciudad de Nicea de Bitinia en el Imperio romano.

Bitinia es conocida actualmente como İznik y forma parte de la provincia de Bursa en Turquía. El arqueólogo Mustafa Şahin de la Universidad Uludağ ha pasado años buscando en las orillas de lago İznik de la citada ciudad, con la esperanza de encontrar los restos de aquella remota época. Pero no fue hasta que el gobierno de la provincia de Bursa comisionó fotos aéreas del lago que pudo avistar lo que luce como las ruinas sumergidas de una antigua iglesia.

«El equipo de fotografía de Bursa ha estado sacando estas fotos aérea del lago desde 2013, pero hasta ahora no habían contactado con ningún experto», explica Şahin. «Cuando recientemente volvieron a tomar una nueva tanda de fotografías, Saffet Yilmaz, un miembro del equipo, me contactó por privado y me preguntó si los restos de una estructura detectada significaban algo. Cuando la vi me sorprendió la claridad con la que se veían los cimientos de una iglesia».

El arqueólogo cree que la iglesia marca el lugar donde San Neófito de Nicea fue martirizado en el año 302 d.C. y que por ende fue erigida en su honor.

También sería el lugar donde tuvo lugar el Primer Concilio de Nicea hace 1.700 años. Los logros de este evento fueron el arreglo de la cuestión cristológica de la naturaleza del Hijo de Dios y su relación con Dios Padre,​ la construcción de la primera parte del Símbolo niceno (primera doctrina cristiana uniforme), el establecimiento del cumplimiento uniforme de la fecha de la Pascua,​ y la promulgación del primer derecho canónico.

«Las ruinas están cerca de 3 metros bajo las aguas, a unos 50 metros de la orilla», detalla Şahin. «La visibilidad para la excavación submarina es limitada debido a la intensa actividad de las algas y el plancton, además el cieno se acumula en la superficie del lago a medida que excavamos»

De acuerdo a Şahin, el plan es que el sitio se convierta en el primer museo submarino de Turquía. Este incluirá una torre de 20 metros para poder observar las ruinas desde la orilla, una pasarela sobre el lago, y una sala de cristal en la nave de la iglesia para que los visitantes puedan rezar. También habrá un club de buceo para que la gente pueda echarle un vistazo más cercano a la estructura. La construcción del museo podría comenzar este mismo año y abrir tan pronto como en 2019.

http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-6139027/Submerged-ruins-church-heralded-one-Christianitys-important-places-spotted.html


Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.