Halladas ocultas en antigua mansión inglesa cartas de hace 400 años

Se han descubierto tres cartas datadas en el siglo XVII ocultas bajo el entablado del suelo de madera de una antigua mansión inglesa en el transcurso de unas obras de restauración. El increíble hallazgo ha desvelado secretos desconocidos hasta ahora relacionados con la mansión Knole House, de la época Tudor, y de cómo era administrada en el siglo XVII.

El National Trust informa de que el valioso e inesperado descubrimiento incluye dos epístolas con fechas de mayo del año 1603 y octubre del 1633, halladas en un ático del pabellón sur de la Knole House, y una tercera, de febrero del 1622, descubierta entre los escombros de un techo derruido cerca de la Estancia Real superior. Tras haber pasado cerca de 400 años en su tranquilo lugar de descanso, las cartas se encontraban cubiertas de polvo y necesitaban una limpieza concienzuda. Esta limpieza fue llevada a cabo por Jan Cutajar, becario del University College de Londres a quien se asignó esta tarea como parte de sus prácticas para su posgrado en restauración. De hecho, el taller de restauración de la Knole House aún se encontraba en construcción, por lo que Jan trabajó con las cartas en los laboratorios especializados del University College, en Londres. Las dos cartas con fechas de mayo de 1603 y octubre de 1633 fueron descubiertas por el arqueólogo voluntario Jim Parker bajo el entablado del suelo de madera de uno de los áticos del pabellón sur de la mansión. La tercera, de febrero de 1622, fue hallada por el contratista de obras Dan Morrison entre los escombros de un techo derruido cercano a la Estancia Real superior, lo que sugiere que podría haber caído hace siglos a través del hueco abierto en el techo del ático hasta su lugar de reposo definitivo. Kent Online informa de las declaraciones realizadas por Parker con ocasión de su descubrimiento: “Me sentí muy emocionado al ver fragmentos de papel ocultos bajo unas esteras de junco. El primer fragmento estaba doblado y lleno de polvo. Nos dimos cuenta de que era una carta y de que había en ella algo escrito aparentemente por una mano del siglo XVII. Desde entonces me llaman ‘Jimdiana Jones’.”

Las tres cartas se encuentran en muy buen estado, ya que fueron escritas sobre papel de trapo, un soporte para escribir de alta calidad muy popular en el siglo XVII. La carta de 1603 aún requerirá de más trabajo para ser descifrada, mientras que la de 1622 aún está siendo sometida a labores de conservación. Nathalie Cohen, arqueóloga regional del National Trust, ha declarado al Mirror : “Es realmente raro encontrar cartas datadas en el siglo XVII, y aún lo es más si nos aportan información sobre la administración de los hogares de los más pudientes y el traslado de bienes de un lugar a otro. Su buen estado hace de éste en descubrimiento particularmente apasionante,” añadiendo a continuación que: “En Knole nuestros descubrimientos habituales tienen relación con el mantenimiento de la casa, cableado, clavos y objetos tirados por los visitantes, como paquetes de cigarrillos o el resguardo de la entrada. Estas cartas son importantes como hallazgos, pero también por la información que nos aportan sobre la correspondencia de principios del siglo XVII.” Los científicos están analizando ahora las dos cartas para obtener nuevos datos acerca de su origen.

La sorpresa más agradable resultó ser la carta de 1633, que en realidad es una lista para comprar diversos artículos domésticos que debían ser enviados a Copt Hall en Essex desde una casa de Londres. Se trata de un documento que ofrece a los investigadores un testimonio definitivo de cómo era la vida en una mansión de la campiña inglesa hace 400 años. Está excelentemente escrita, lo que revela que fue redactada por un sirviente eminente. La carta dice así :

Sr. Bilby, le ruego que se encargue del envío mañana en su carro de algo de pescado, las lámparas para la estancia de mi señora Cranfeild, dos docenas de cucharas de peltre: una pala grande para la chimenea del cuarto del bebé; las que se enviaron para intercambiarlas por otras de mejor factura y una nueva sartén junto con la nota de los precios de dichas mercancías para su tranquilidad.

Su querido amigo,

Robert Draper

Octubre de 1633

Copthall

La restauración en curso se prolongará en total durante cinco años, —de los que aún quedan dos— y costará 19,8 millones de libras, aportadas por el Fondo de la Lotería para el Patrimonio Histórico. Así pues, ¿deberíamos esperar nuevos sorprendentes y emocionantes hallazgos en un futuro próximo? El tiempo lo dirá.

https://www.nationaltrust.org.uk/knole/features/seventeenth-century-letters-discovered-at-knole

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

No se admiten más comentarios