El Australopithecus sediba no es ancestro de los humanos modernos

El Australopithecus sediba, considerado por algunos antropólogos como el ancestro de la humanidad, apareció más probablemente cuando ya existían otras especies del género Homo, por lo cual pertenecería a una rama lateral de evolución, sostiene un estudio de Andrew Du y Zeresenay Alemseged, investigadores de la Universidad de Chicago (EE.UU.), publicado este miércoles en la revista Science Advances.

Según una versión ampliamente compartida, el A. sediba, cuyos restos fósiles más antiguos se remontan a cerca de 1,98 millones de años, marcaría el tránsito de un género a otro, al combinar los rasgos de australopitecos y humanos a la vez. La tesis no fue refutada ni aun después del hallazgo, en 2015, de una mandíbula de entre 2,75 y 2,8 millones de años y obviamente perteneciente a un individuo del género Homo: dada la escasez de muestras, se suponía que los vestigios de A. sediba anteriores a los huesos de ese “Homo más temprano” (que por ahora no tiene nombre) estaban por ser encontrados.

No obstante, los cálculos de los citados científicos estadounidenses muestran una probabilidad casi nula —tan solo un 0,09 %— para la eventual convivencia de las dos especies. La estimación resulta del hecho de que el tiempo promedio de existencia de las especies de simios no supera un millón de años. Por ende, el ancestro más probable de los humanos es el A. afarensis, primate que precedió al Homo más temprano y compartía con él algunos rasgos morfológicos, concluyen los investigadores.

https://advances.sciencemag.org/content/5/5/eaav9038

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.