Descubren materia orgánica extraterrestre de 3300 millones de años en Sudáfrica

Las moléculas orgánicas no son cosa exclusiva de la Tierra. Aminoácidos o metano pudieron llegar hasta el planeta a través de asteroides con carbono. Y ahora parece que se han hallado los ejemplos más antiguos hallados hasta ahora. Concretamente, el hallazgo se ha producido en las Montañas Makhonjwa —también conocidas como el Cinturón de rocas verdes de Barberton, al este de Sudáfrica y Swazilandia—, que contienen un depósito de 7 a 20 metros de espesor de roca volcánica de hace 3300 millones de años llamado Josefdal Chert. Un estudio publicado en la revista Geochimica et Cosmochimica Acta incide en que entre las capas de ceniza volcánica hay capas llenas de carbono que fueron depositadas durante los periodos de menor actividad volcánica. La región entera parece haber sido alterada por la presencia de agua (como en una costa).

Los investigadores analizaron un par de muestras del tamaño de un sello postal recolectadas durante su trabajo de campo, las cortaron en varias docenas de piezas y las analizaron con microscopios electrónicos, protones de un acelerador de partículas y resonancia paramagnética electrónica de onda continua (cw-EPR). Básicamente, los investigadores midieron cómo respondían los electrones de las muestras a un campo magnético que cambia lentamente. Encontraron diferentes tipos de señales en los cortes, la mayoría de ellos correspondientes con las señales de carbono que se encuentran en otros lugares de la Tierra, pero un corte se parecía más a la señal de los meteoritos que contienen carbono.

No sorprendió a los investigadores encontrar material extraterrestre en sus sedimentos. Probablemente, los micrometeoritos que cayeron en la Tierra antigua trajeron moléculas de carbono orgánico. De alguna manera, había suficiente material presente para que pueda detectarse 3300 millones de años más tarde. Los investigadores propusieron que tal vez la capa que habían analizado se formó tras un impacto de meteoros que produjo una capa de polvo en la atmósfera que luego se asentó bajo una capa de ceniza volcánica.

Esta es solo una prueba, y no una molécula como tal que se depositó hace 3300 millones de años, pero es un hallazgo importante. New Scientist dice que encontrar capas de carbono orgánico extraterrestre proveniente de asteroides podría complicar los esfuerzos por encontrar vida en otros planetas, ya que estas biofirmas son similares a las biofirmas de la vida.

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0016703719302662

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.