Crean el primer mapa de los sentimientos humanos y las zonas corporales que activan

Investigadores finlandeses han creado el primer mapa de los sentimientos humanos: permite observarlos, conocer su procedencia (emocional, cognitiva, homeostática…), relacionarlos entre sí, percibir cómo los registra nuestro organismo y saber si podemos controlarlos.

Por más mental que parezca, cada sensación o emoción humana tiene un correlato fisiológico, y un grupo de investigadores finlandeses ha creado el primer mapa comprensivo de lo que llaman “sensaciones subjetivas”, lo cual abarca lo que comúnmente se conoce como emoción (amor, miedo, odio, etc.) y sensaciones como el dolor de cabeza o el deseo sexual.

Para realizar el mapa se tomaron en cuenta los sentimientos reportados de más de mil personas, a las que se les pidió que dijeran en qué lugar del cuerpo sentían cada sensación.

«Hemos encontrado pruebas sólidas que demuestran que el cuerpo está implicado en todas las funciones cognitivas y emocionales. En otras palabras, el espíritu humano está fuertemente encarnado», dijo Riitta Hari, una de las autoras del estudio.

Los resultados de esta investigación se han publicado en la revista científica PNAS. La idea es hacerse consciente de los diversos sentimientos que definen la experiencia cotidiana de ser seres humanos con conciencia, así como descubrir de dónde proceden y con qué otros sentimientos se relacionan.

Los investigadores separan las sensaciones en positivas o negativas y luego en aquellas vinculadas a la enfermedad, la homeostasis o la cognición. En estos cinco grupos se puede clasificar cualquier sensación humana.

Además, los científicos crearon una especie de huella dactilar corporal, en la que vinculan cada sensación con el área del cuerpo (o las áreas) donde se siente algo. Cuando una persona está triste (o enojada, o enamorada), esto generalmente se siente en ciertas partes del cuerpo; pero también leer o respirar produce una cierta zona de calor. Esto puede ser muy útil para reconocer ciertas emociones negativas y no ceder a sus inercias de descontrol, algo que se suele practicar en la meditación budista.

«Estos resultados muestran que los sentimientos conscientes provienen de la retroalimentación corporal. Aunque la conciencia emerge debido a la función cerebral y experimentamos que nuestra conciencia está “alojada” en el cerebro, la retroalimentación corporal contribuye significativamente a una amplia variedad de sentimientos subjetivos», explica el autor principal, Lauri Nummenmaa, en un comunicado.

Mapa de los sentimientos humanos.Human Emotion Systems laboratory.

http://www.pnas.org/content/115/37/9198

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.