Cibercrimen sin fronteras: hackean una cuenta desde la Estación Espacial Internacional

Lo que podría ser un asunto privado con repercusiones menores cambia drásticamente cuando tiene lugar en un lugar tan especial como la Estación Espacial Internacional. Y es que podríamos estar ante el primer cibercrimen cometido por un astronauta a bordo de una nave espacial y gubernamental. Insólito pero probablemente real, según los indicios presentados por la demandante, que se trata de la todavía esposa de la astronauta.

Nos remontamos a 2018. Los problemas conyugales llevaron a la demandante, Summer Worden, perteneciente a la Fuerza Aérea, a presentar querellas contra la miembro de la NASA. Entre sus quejas, hay una insólita: al parecer Anne McClain usó el software presente en la estación para acceder sin permiso a las cuentas de su esposa. Si el hackeo se considera un delito serio, aún podría serlo más teniendo en cuenta el contexto en que se ha producido.

Vistos estos antecedentes, la acusación de cibercrimen ha sido tomada en serio, a pesar de los alegatos de la acusada, que se escuda en la necesidad de velar por las finanzas familiares. Si el caso sigue adelante, y hay algún tipo de acusación federal – cosa probable teniendo en cuenta que todo se produjo en el espacio y con equipos del gobierno –, Anne MacClain se enfrentaría a un escenario totalmente nuevo, con posibles repercusiones criminales y con su carrera en juego. Lo más probable es que nunca vuelva a pisar ningún edificio gubernamental, además de ser expulsada de la NASA. Una pena a la altura – nunca mejor dicho – del delito supuestamente cometido.

https://www.eluniversal.com.mx/mundo/astronauta-esta-acusada-de-cometer-el-primer-cibercrimen-desde-el-espacio

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.