Arqueólogos hallan un poblado de 9.000 años en Jerusalén

Según el Dr. Hamoudi Khalaily y el Dr. Jacob Vardi, directores de excavaciones de Motza en nombre de la Autoridad de Antigüedades, «esta es la primera vez que se descubre un poblado de esta magnitud en Israel. Por lo menos de 2.000 a 3.000 residentes vivían aquí».

Los trabajos en el sitio expusieron grandes edificios, incluyendo habitaciones que se utilizaban para vivir, así como instalaciones públicas y lugares de culto. Entre los edificios, los callejones estaban expuestos, lo que demuestra el avanzado nivel de planificación del poblado. El yeso se utilizaba a veces para crear suelos y para sellar diversas instalaciones.

Según los investigadores, «en un lugar donde la gente vive, también hay muertos: los lugares de entierro han sido expuestos en y entre las casas, en las que se han colocado varias ofrendas de entierro —ya sean objetos útiles o preciosos—, que se cree que sirven a los difuntos en el otro mundo».

Estos regalos atestiguan el hecho de que ya durante este período antiguo, los residentes de este sitio llevaron a cabo relaciones de intercambio con lugares lejanos. En las tumbas se encontraron, entre otras cosas, objetos únicos de un tipo desconocido de piedra, así como objetos de obsidiana de Anatolia, y conchas marinas, algunas de las cuales fueron traídas del Mar Mediterráneo y otras del Mar Rojo. Durante las excavaciones se encontraron pulseras de piedra hechas a mano en varios estilos.

«Debido al tamaño de los brazaletes, estimamos que fueron usados principalmente por niños», dicen los investigadores. «También encontramos cuentas de alabastro cuidadosamente trabajadas, así como medallones y pulseras de nácar».

En todas las áreas de excavación, se desenterraron muchas herramientas de sílex fabricadas en el lugar, incluyendo miles de puntas de flecha que se utilizaron para la caza y posiblemente también para la lucha, hachas utilizadas para la tala de árboles, y cuchillos y hojas de hoz. En el poblado se hallaron galpones de almacenamiento construidos, que contenían una gran cantidad de legumbres, especialmente lentejas. El hecho de que las semillas fueron preservadas es asombroso a la luz de la edad del sitio. Este hallazgo es prueba de una práctica intensiva de la agricultura. Además, se puede concluir que la Revolución Neolítica llegó a su cúspide en ese momento: los huesos de animales encontrados en el lugar muestran que los residentes del poblado se especializaron cada vez más en la cría de ovejas, mientras que el uso de la caza para la supervivencia disminuyó gradualmente.

Según los investigadores, «la exposición del enorme yacimiento de Motza despierta un gran interés por el mundo científico, cambiando lo que se conoce sobre el Neolítico en esa zona».

«Hasta ahora, se creía que el área de Judea estaba vacía, y que sitios de ese tamaño sólo existían en la otra orilla del río Jordán, o en el norte del Levante. En lugar de un área deshabitada de esa época, hemos encontrado un sitio complejo, donde existían diversos medios económicos de subsistencia, y todo esto a sólo varias decenas de centímetros por debajo de la superficie. Todos los hallazgos fueron registrados usando una innovadora tecnología tridimensional, de modo que podamos continuar investigando el sitio al final de la excavación también».

https://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-7252515/Prehistoric-city-offers-glimpse-ancient-living-near-Jerusalem.html

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.