Año 536 de nuestra era: ¿el peor de la Historia humana?

«Fue el comienzo de uno de los peores periodos para estar vivo», ha destacado el arqueólogo e historiador medieval Michael McCormick. Esa opinión concuerda con la descripción que realizó Procopio de Cesarea en su informe sobre las guerras contra los vándalos.

La Historia humana ha estado llena de altibajos, que a lo largo de los siglos han lastrado y puesto en peligro la estabilidad de nuestra especie en la Tierra. Guerras, enfermedades, persecuciones culturales o catástrofes climáticas se han sucedido a lo largo de los últimos milenios, aunque siempre han sido solventadas de forma más o menos satisfactoria. Al menos, hasta ahora. Es cierto que, en líneas generales, es en la época actual cuando el ser humano ha alcanzado las cotas de bienestar más altas, a pesar de todos los contratiempos existentes, tanto naturales como creados por la propia acción humana. Contaminación, cambio climático, enfermedades resistentes a los fármacos, guerras y ambiente político incierto aun no impiden que las generaciones actuales sean las más “privilegiadas”, haciendo una valoración general.

Ahora, un grupo científico de Harvard se ha propuesto señalar cuál fue el peor año de nuestra historia conocida. Y el resultado ha sido algo sorprendente, pues no corresponde con alguno de los que a priori habrían señalado algunos expertos. ¿Cuál ha sido el elegido? Según el equipo de trabajo de la universidad estadounidense, el peor año para los humanos fue el 536 de nuestra era, que no destacó por sus guerras o pandemias, según refleja un estudio que han publicado en la revista Antiquity.

«Fue el comienzo de uno de los peores periodos para estar vivo», ha destacado el arqueólogo e historiador medieval Michael McCormick.

Esa opinión concuerda con la descripción que realizó Procopio de Cesarea en su informe sobre las guerras contra los vándalos.

Ese historiador bizantino escribió que, durante ese décimo año del reinado de Justiniano, «el Sol daba su luz sin brillo, como la Luna» y, desde el momento en que comenzó ese fenómeno, «los hombres no estuvieron libres ni de la guerra ni de la peste ni de ninguna cosa que no llevara a la muerte».

Un evento climático con consecuencias palpables a simple vista, pero que se extendieron en el tiempo.

Una niebla misteriosa y polvorienta bloqueó los rayos solares, provocó que las temperaturas se desplomaran y desencadenó años de caos en todo el mundo: generó que en China nevara en agosto, sequías como la que afectó a la cultura moche en el actual Perú y una hambruna general en todo el mundo debido a las cosechas perdidas.

Los principales culpables fueron una serie de erupciones volcánicas catastróficas. Trajeron consigo un enfriamiento global que quedó reflejado desde en los núcleos de hielo de la Antártida hasta en los anillos de los árboles de Groenlandia (Dinamarca). De hecho, este documento indica que en el año 536 se mezclaron cenizas volcánicas y escombros con las capas de hielo y no se observan signos de recuperación económica de esta catástrofe hasta el año 640, más de un siglo después. Un siglo de penurias que afectaron a casi todo el mundo por igual.

Si el año 536 fue el inicio de ese siglo fatídico, los años siguientes solo complicarían las cosas. En 540 hubo una segunda erupción, y en 541 apareció la plaga de Justiniano, que se llevó por delante la vida de muchas miles de personas. En torno al 640, los restos de plomo ofrecen una señal de ‘recuperación humana’. Posteriormente, los picos de los años 660 y 695 indican que el hombre acuñaba monedas de plata, un signo de recuperación económica.

Finalmente, los núcleos de hielo también carecen de contaminación por plomo entre 1349 a 1353, un lapso de tiempo que coincide con la época en que la peste bubónica asoló Europa.

https://www.sciencealert.com/scientists-have-determined-the-worst-year-in-human-history

https://www.cambridge.org/core/journals/antiquity/article/alpine-icecore-evidence-for-the-transformation-of-the-european-monetary-system-ad-640670/0727B4230C5DA92634B6251B9FBD3898

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.