A un gusano le crece una segunda cabeza tras viajar al espacio

Si bien se sabe que los gusanos platelmintos son capaces de regenerarse tras ser cortados en pedazos, un grupo de gusanos en particular ha sorprendido a los expertos de la Universidad de Tuffs luego de formar parte de un experimento en la Estación Espacial Internacional. El objetivo de la misión era observar cómo la microgravedad y los campos geomagnéticos del espacio afectaban a esta habilidad y a su actividad celular. Comparando a los gusanos del experimento con un grupo que nunca viajó al espacio, los expertos descubrieron que uno de los gusanos amputados logró regenerar una segunda cabeza.

Para la investigación, los científicos mandaron a un grupo de gusanos completos y otro grupo de gusanos amputados a pasar cinco semanas en las Estación Espacial Internacional. Los gusanos se mantuvieron sellados dentro de tubos en donde tenían la cantidad de oxígeno y agua necesario.

Al volver, los expertos los observaron por 20 meses para determinar si habían además efectos a largo plazo por el viaje.

La primera diferencia que se encontró fue que tras su llegada a la Tierra, los gusanos del espacio experimentaron un “shock” tras ser sumergidos en agua fresca. De acuerdo a los expertos, se doblaron y estuvieron paralizados por unos segundos. Tras dos horas, los gusanos volvieron a un comportamiento normal aunque un análisis más a fondo reveló que sus comunidades microbianas habían cambiado.

El cambio más grande sin embargo, fue que uno de los gusanos del experimento volvió a la Tierra con dos cabezas, una a cada extremo de su cuerpo. Esto es muy inusual en esta espécimen, y hasta ahora es el primer caso registrado de este fenómeno. Tras cortarle las dos cabezas al volver a la Tierra, la parte media del gusano logró regenerar nuevamente ambas.

“Y estas diferencias persistieron por sobre un año tras su regreso a la Tierra”, indicó Michael Levin, profesor de biología de la Universidad de Tuffs en Massachusetts, a Live Science. “Esto podría haber sido causado por la pérdida del campo geomagnético, por la pérdida de gravedad, y el estrés del despegue y aterrizaje – todo estos son componentes del viaje espacial para un sistema viviente que va al espacio en el futuro”.

Si bien esto no está directamente relacionado con los astronautas que viajan al espacio, sí puede entregar nueva información sobre cómo vivir en el espacio afecta a ciertas células y comunidades microbianas. A futuro, los expertos esperan poder realizar los cortes en los gusanos en el espacio, en vez de en la Tierra, y así poder estudiar de mejor modo cómo afecta la microgravedad y todos los otros factores en su composición.

http://www.latercera.com/noticia/gusano-crece-segunda-cabeza-tras-viajar-al-espacio/

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

No se admiten más comentarios