Siguen devolviendo restos de Pompeya por miedo a supuestas maldiciones

De hecho, son tantas las cartas que han llegado que Pompeya tiene una exposición permanente de estos artículos y el remordimiento que los acompaña. Una situación muy parecida a la que describimos hace unos años con las piedras del bosque petrificado de Arizona.

Por ejemplo, en Pompeya un hombre devolvió una estatuilla que había tomado de una domus explicando en una carta que había desatado un “mal de ojo en la familia”. La estatua era una réplica, el ladrón simplemente no lo sabía.

La “maldición de Pompeya” es simple superchería. Sin embargo, con los años siguen llegando artículos robados para terminar con la maldición del ladrón.

El último ha tenido lugar estos días. Cuenta el periódico italiano Il Messagero que una mujer llamada Nicole, de Canadá, había tomado mosaicos, piezas de mármol y parte de un ánfora (una olla de dos asas) de Pompeya en 2005, cuando tenía 21 años, queriendo tener un recuerdo único que “nadie podría tener”.

La mujer se llevó su botín a Canadá, momento en que comenzaron a ocurrir una serie de eventos. Según cuenta:

Tomé un pedazo de historia que se ha cristalizado con el tiempo y que tiene mucha energía negativa. La gente ha muerto de una manera tan horrible y yo he tomado piezas relacionadas con esa tierra de destrucción. Desde entonces, la mala suerte ha jugado conmigo y mi familia. Ahora tengo 36 años y he tenido cáncer de mama dos veces, la última vez terminó en una mastectomía doble. Mi familia y yo también tuvimos problemas económicos. Somos buenas personas y yo no quiero pasar esta maldición a mi familia o mis hijos.

Nicole promete en la carta que algún día regresará a Italia para disculparse en persona, mientras tanto, devolverá los artículos con la esperanza de que “se librará de la maldición que ha caído sobre mí y mi familia. Por favor, acepten estos artefactos y hagan lo correcto por el error que cometí”.

Curiosamente, hace unas semanas llegó otro paquete a Pompeya firmado por “Alastain y Kimberly”. En su interior había piedras y una nota que decía “Devuelvo estas piedras que mi esposa y yo tomamos mientras visitábamos Pompeya y el Vesubio en 2005. Los tomamos sin pensar en el dolor y el sufrimiento que sintieron estas pobres almas durante la erupción del Vesubio y la terrible muerte que tuvieron. Lo sentimos y perdónanos por tomar esta terrible decisión. Que sus almas descansen en paz”.

https://www.ilmessaggero.it/italia/pompei_maledizione_furto_reperti_scavi_sfortuna-5515269.html

https://www.iflscience.com/editors-blog/tourist-returns-artifacts-stolen-from-pompeii-to-break-15yearlong-curse/

Acerca de Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.