Salen a la luz miles de pinturas indígenas precolombinas en Puerto Rico

Un equipo de arqueólogos británicos y portorriqueños afirma haber descubierto el arte largo tiempo perdido de una civilización olvidada en una pequeña y remota isla deshabitada del Caribe. Los expertos sugieren que esta civilización indígena en concreto podría haber contribuido más a la cultura moderna de lo que se pensaba en un principio.

Casi 500 años después de que quedara severamente dañada por los conquistadores españoles, un equipo de arqueólogos británicos y portorriqueños ha redescubierto lo que se considera la mayor concentración de arte Taíno del mundo, como informa The Independent . Situada en una isla deshabitada muy pequeña y distante llamada Mona, entre Puerto Rico y la República Dominicana, miles de dibujos y pinturas taínos desconocidos hasta ahora han salido a la luz en treinta cuevas de la isla. Según The Independent , se estima aún quedan más de un centenar de cuevas por ser exploradas, lo que lleva a los arqueólogos a creer que probablemente queden aún por descubrir muchas más obras de antiguo arte taíno.

El análisis científico del arte recientemente descubierto demuestra hasta el momento que la mayor parte de los dibujos y pinturas datan de los siglos XIV y XV. Como indican los arqueólogos, la mayoría de ellos representan una diversificación desconcertante de rostros a menudo híbridos de animales y humanos, combinados y entrelazados con claros patrones geométricos conceptuales y patrones curvilíneos.

Los taínos, un subgrupo de los indios Arawak, habitaban las Grandes Antillas del mar Caribe en el momento en el que Cristóbal Colón llegó al Nuevo Mundo. Se cree que ésta fue de hecho la primera cultura importante del Nuevo Mundo con la que Colón entró en contacto. Los logros de los Arawak incluyen una cancha de pelota ceremonial cuyos límites estaban marcados por dólmenes verticales de piedra, el desarrollo de un lenguaje universal, y la creación de una compleja cosmología religiosa.

Los pueblos taínos vivían en reinos teocráticos y tenían jefes o caciques organizados jerárquicamente. Estaban divididos en tres clases sociales: los naborías (clase trabajadora), los nitaínos o sub-jefes y nobles (lo que incluía a los bohíques o sacerdotes y curanderos) y los caciques o jefes, de los cuales cada poblado o yucayeque tenía uno. Ambos sexos se pintaban en ocasiones especiales y se adornaban con pendientes, narigueras y collares, que en ocasiones estaban hechos de oro.

Expertos en agricultura y caza, los taínos eran también buenos marineros, pescadores, fabricantes de canoas, cocineros y navegantes. Como indica The Independent , los exploradores europeos supieron por primera vez del caucho, el tabaco, la batata, el maíz dulce y diversas frutas gracias a los taínos. Por otro lado, un buen número de palabras del español moderno como canoa, hamaca, tabaco, huracán y barbacoa entre otras, derivan de la lengua taína.

La investigación también ha “traicionado” las técnicas que los artistas taínos empleaban para crear sus hermosas obras de arte: “Las pinturas se hacían con excrementos de murciélago que durante muchas décadas habían absorbido de forma natural minerales amarillos, marrones y rojos del suelo de la cueva. A veces se añadía resina vegetal a la pintura de excrementos de murciélago (guano) para ayudarla a adherirse a las paredes de las cuevas. Otras imágenes eran creadas simplemente mediante el uso de carboncillos”, escriben los académicos en el artículo titulado: ‘ Artists before Columbus: A multi-method characterization of the materials and practices of Caribbean cave art .’ (“Artistas anteriores a Colón: una caracterización multimétodo de los materiales y prácticas del arte rupestre del Caribe.”)

Los investigadores también observaron que la gran mayoría de las pinturas fueron realizadas por los artistas arrastrando los dedos por la blanda superficie de las paredes de la cueva. “Análisis científicos del equipo han proporcionado las primeras dataciones para el arte rupestre del Caribe –resulta ilustrativo que estas imágenes sean precolombinas y fueran realizadas por artistas que exploraban y experimentaban profundamente bajo tierra,” comentaba la Dra. Alice Samson de la Universidad de Leicester, codirectora del proyecto arqueológico de la isla de Mona, tal y como informa The Independent. Al hacerlo, los artistas desprendían la gruesa capa superficial de un color más oscuro, formada por calcita corroída de forma natural, quedando al descubierto de este modo la roca sólida de la cueva, de un color más claro. Esta técnica puede sonar primitiva a la mayoría de artistas occidentales, pero sin duda resultaba eficaz, ya que estos dibujos realizados con el dedo han sobrevivido durante más de cinco siglos.

https://www.independent.co.uk/news/world/americas/lost-art-tainos-culture-british-archaeologists-island-mona-caribbean-a8026321.html

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

No se admiten más comentarios