La reina de Suecia revela que convive con fantasmas en el palacio real

La empresa de televisión pública de Suecia, más conocida por sus siglas SVT, entrevistó a la familia real en su residencia del siglo 16 conocida como el Palacio de Drottningholm. Pero en un momento dado, la reina Silvia Renate Sommerlath hizo una declaración sorprendente que, junto con una historia ilustre, en el palacio también hay varios fantasmas. La Reina Silvia afirmó que ha sido testigo de estas apariciones fantasmales y que no les tiene miedo, de hecho, ha invitado extraoficialmente a otros a experimentar su experiencia.

“Hay muchas historias aquí”, dijo la reina Silvia a SVT. “También hay pequeños amigos… también hay fantasmas. Son todos muy amables, pero a veces se siente como que no estás solo. Ven y siéntelo por ti mismo, ven por aquí cuando esté oscuro.”

Por su parte, la princesa Cristina, hermana del rey Carlos XVI Gustavo, apoyó la declaración de la reina Silvia y dijo que hay mucha energía acumulada en el palacio, aunque no reveló si había tenido experiencias paranormales en la residencia real.

“Por supuesto que hay”, admitió la princesa Cristina. “Hay fantasmas en todas las casas antiguas. Seguro. Hay mucha energía acumulada en el palacio y no sería extraño que se manifestara en forma de sonidos y formas. En todas las casas antiguas hay historias de fantasmas.”

El palacio, conocido oficialmente como Real dominio de Drottningholm, se encuentra en una isla en el lago Mälar, Estocolmo. El primer palacio fue construido en el siglo 16 por el rey Juan III de Suecia para su esposa la reina Catalina Jagellón. Sin embargo, en 1661 fue destruido por un incendio. Poco después, en 1662, el palacio fue reconstruido por el arquitecto Nicodemus Tessin el Joven.

Se le dio un estilo barroco francés, sin embargo, muchos miembros de la realeza quisieron decorarlo acorde a las tendencias de su época. Y en 1766, el palacio finalmente fue reconstruido por completo. En la década de 1980 el rey Carlos XVI Gustavo y la reina Silvia se instalaron en el palacio. En 1991, el Palacio de Drottningholm formó parte de la lista de sitios Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, sobre todo por su teatro perfectamente conservado (construido en 1766), el Pabellón chino y sus jardines. La UNESCO considero el Palacio de Drottningholm como el mejor ejemplo de una residencia real europea del siglo 18 inspirada en el palacio de Versalles.

Pero todos aquellos que han residido en el palacio en los últimos siglos han sido testigos de innumerables acontecimientos, que incluyen incendios, fiestas reales y dramas personales dentro de sus paredes. Además, los “no vivos” que residen en el palacio también han formado parte de su historia. Dos de los fantasmas que se encuentran en la residencia real son la “Dama Blanca” y el “Hombre Gris”. La Dama Blanca específicamente se aparece para predecir la muerte de alguien en el palacio. Por el contrario, las leyendas del Hombre Gris son casi tan antiguas como el propio palacio. Se dice que este fantasma ha sido visto por todos los reyes que han vivido en el palacio hasta ahora, excepto el rey Carlos XVI Gustavo.

Por otra parte, algunos dicen que estos no son los únicos espíritus que habitan el palacio. El personal encargado de mantener en buen estado las instalaciones han asegurado escuchar sonidos extraños, como fuertes o ruidos; han visto como las puertas se abrían y se cerraban por si solas; como los muebles de las habitaciones desocupadas se movían como si fueran empujados por una fuerza invisible; y todo tipo de sucesos inexplicables. Sin embargo, los monarcas anteriores nunca mencionaron públicamente la existencia de fantasmas vagando por los pasillos.

http://www.mundoesotericoparanormal.com/reina-suecia-revela-convive-fantasmas-palacio-real/

 

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

No se admiten más comentarios