La humanidad ya ha gastado los recursos naturales para este año

Este acontecimiento se llama el «Día del Sobregiro de la Tierra», un término acuñado en los años setenta que indica el momento en que los humanos hemos consumido el 100 % de los recursos naturales que pueden renovarse en un lapso de 12 meses. Hace 20 años este día llegaba dos meses más tarde y en el 2017 llegó cuatro días después del 29 de julio. Cada año este día se adelanta en el calendario, y este 2019 su llegada ha sido la más temprana, según las estimaciones de Global Footprint Network, la ONG encargada de hacer el preocupante cálculo.

«El hecho de que el día de la sobrecapacidad de la Tierra sea el 29 de julio significa que la humanidad utiliza actualmente la naturaleza 1,75 veces más rápido de lo que los ecosistemas del planeta pueden regenerar», destacó la organización ambientalista.

«Gran parte de los recursos que consumimos es renovable, pero la rapidez con que los utilizamos reduce la capacidad de regeneración del planeta», sostuvo el comunicado. «El costo de este sobregasto ecológico mundial se está haciendo cada vez más evidente con la deforestación, la erosión de los suelos, la pérdida de biodiversidad y el aumento de CO2 en la atmósfera

Los patrones de consumo difieren enormemente entre países. Por ejemplo, Catar alcanzó su día de sobregiro solo 42 días después del inicio del año, mientras que Indonesia tarda 432 en consumir todos los recursos para el año entero. Además, la ONG hipotetiza: «Si todo el mundo viviera como los franceses, se necesitarían 2,7 planetas», y si todos viviéramos como los estadounidenses, se necesitarían cinco.

https://www.msn.com/en-ie/news/environment/earths-2019-resources-budget-spent-by-july-29-report/ar-AAF0xpR

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.