La cuna de la humanidad podría estar en Botswana

El trabajo, cuya autora principal es la genetista Vanessa Hayes, se ha publicado en Nature, y en el mismo se ha rastreado la región del origen ancestral de todos los humanos vivos hasta un humedal que se extendió por gran parte de la actual Botswana.

Al parecer, la franja de tierra al sur del río Zambezi se convirtió en un hogar próspero para el Homo sapiens hace 200.000 años, un espacio que sostuvo una población aislada de humanos modernos durante al menos 70.000 años. Dicho grupo permaneció en la región hasta que un cambio en el clima, impulsado por cambios en la inclinación y la órbita de la Tierra, trajo lluvias y nueva vegetación que permitió a los primeros humanos extenderse a nuevos territorios. Según explica Hayes:

Hemos sabido durante mucho tiempo que los humanos modernos se originaron en África y hace aproximadamente 200,000 años, pero lo que no sabíamos hasta este estudio fue exactamente dónde.”

Los investigadores explican que se han basado en un análisis de 1.217 muestras de ADN mitocondrial, el material genético en pequeñas mitocondrias similares a baterías que se encuentran en la mayoría de las células. Todo el ADN utilizado proviene de personas que viven en el sur de África en la actualidad.

Hayes explica que ella y su equipo utilizaron el ADN mitocondrial, que se transmite exclusivamente de madre a hijo, para mapear la línea materna de los seres humanos más antiguos que se conocen hoy. Así fue como hallaron que el llamado linaje L0 y sus subramas apuntan a un “hogar ancestral” que se extiende desde Namibia a través de Botswana y Zimbabwe.

A partir de este punto los investigadores recurrieron a la evidencia geológica, arqueológica y fósil para obtener detalles sobre el clima y el ecosistema más amplio de la región en ese momento. Descubrieron que hubo un tiempo donde el Lago Makgadikgadi dominó el área, aunque había comenzado a dividirse en un humedal gigantesco hace 200.000 años. Para Hayes:

Habría sido muy exuberante y proporcionado un hábitat adecuado para los humanos modernos y la vida salvaje. Los análisis de ADN mostraron que el linaje L0 se dividió hace 130.000 años, cuando parte de la población fundadora se mudó al noreste a lo largo de una ruta verde con vegetación que se abrió cuando las lluvias empaparon la tierra árida. Una segunda ola de migración se dirigió hacia el suroeste unos 20.000 años después, ya que la lluvia también aumentó la vegetación en esa dirección. Los que se dirigieron hacia el noreste dieron origen a poblaciones agrícolas, mientras que los que se fueron al sur se convirtieron en recolectores costeros. Esencialmente, estos antepasados fueron los primeros exploradores humanos.

Por supuesto, y dada la complejidad del trabajo de los investigadores, no todos están de acuerdo con los resultados obtenidos. Muchos científicos dudan de la capacidad de usar las distribuciones genéticas modernas para inferir exactamente dónde vivían las poblaciones ancestrales hace 200.000 años.

https://www.nature.com/articles/s41586-019-1714-1?utm_source=commission_junction&utm_medium=affiliate

https://www.businessinsider.com/origin-of-modern-humans-botswana-africa-2019-10?utm_source=feedly&utm_medium=webfeeds&r=US&IR=T

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.