Hallan restos femeninos en el Monte Athos

El monte es territorio prohibido para mujeres. Lo es desde la fundación del lugar como territorio monástico en el siglo X. Esta península montañosa situada en el noreste de Grecia alberga decenas de monasterios, iglesias y capillas ortodoxas. Sus normas respecto a la presencia feminina son muy claras y tajantes, pues prohíben la presencia de mujeres e incluso de animales hembra, con la única excepción de las gatas.

Debido a esta premisa, el reciente hallazgo ha chocado tanto a expertos como a curiosos que conocen las particularidades del monte. Una sepultura encontrada bajo una capilla podría desvelar que esta prohibición no siempre fue implementada efectivamente. La antropóloga estadounidense Laura Wynn-Antikas, que analizó los restos óseos encontrados recientemente bajo la capilla de San Anastasio del monasterio de Pantokrator, llegó a la conclusión de que los huesos pertenecen a una mujer.

«Los huesos no mienten. Le dirán cómo vivió una persona y tal vez incluso cómo murió. Entras preparado para verlo todo», señaló la científica citada por The Guardian.

Los investigadores creen que los huesos, que estaban incrustados en el suelo de piedra de la capilla, formaban parte de una sepultura secundaria, es decir, que fueron trasladados a la capilla desde su tumba original. Wynn-Antikas lamenta estar ante un entierro secundario, ya que eso significa que se ha perdido mucha información.

«Pero también nos dice que estas personas eran lo suficientemente importantes como para levantar el suelo de una iglesia importante para colocarlas allí», explica la científica, que indica que los restos, de al menos siete personas, fueron transferidos desde sus tumbas originales con el máximo cuidado.

Intrigadas por el hallazgo e interesadas en conocer la verdad, las autoridades del monasterio de Pantokrator propusieron que las muestras sean sometidas a una datación por radiocarbono.

«Si se trata de una mujer, o de más de una mujer, surgirán muchas preguntas», comentó Wynn-Antikas.

Actualmente la comunidad monástica autónoma del Monte Athos consta de unos 2.500 monjes, tanto griegos como extranjeros, que viven en cuevas, chozas o en alguno de los veinte monasterios existentes en esta área. Por supuesto, todos varones. A pesar de que la Unión Europea ha levantado esa prohibición, sus dictados al respecto no se han hecho efectivos en ese territorio. Salvo contadas excepciones, ninguna mujer puede visitar el lugar, y mucho menos quedarse allí.

https://www.theguardian.com/science/2019/dec/16/possible-find-of-female-bones-in-mount-athos-raises-eyebrows

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.