Hallan cerca de Stonehenge un complejo circular religioso mil años más antiguo

Un enorme complejo religioso y ceremonial prehistórico ha sido descubierto cerca de Stonehenge, el más famoso templo prehistórico de Gran Bretaña. Su descubrimiento es probable que transforme nuestra comprensión del primigenio desarrollo del antiguo paisaje de Stonehenge.

Construido hace unos 5.650 años -más de 1.000 años antes de que se erigieran las grandes piedras de Stonehenge-, el complejo tiene 200 metros de diámetro y es el primer gran monumento del Neolítico temprano hallado en la zona de Stonehenge durante más de un siglo.

Situado a poco más de una milla y media al noreste de Stonehenge, parece consistir en alrededor de 950 metros de zanjas segmentadas -y potencialmente bancos de tierra con empalizadas- dispuestas en dos grandes círculos concéntricos. Hasta ahora, los arqueólogos han localizado y excavado alrededor de unos 100 metros de zanjas, y todavía no se sabe qué cantidad, en su caso, del resto del complejo ha sobrevivido.

El nuevo descubrimiento demuestra que, cientos de años antes de que Stonehenge existiera, toda el área era más sagrada y ritualmente más activa de lo que los arqueólogos habían pensado.

Aparte de más de 20 tumbas gigantes -llamadas túmulos-, el único complejo del Neolítico temprano conocido en la zona de Stonehenge son unos grandes círculos religiosos y ceremoniales (causewayed enclosure, en inglés) apodados Bola de Robin Hood, situados a unos 4 kilómetros al norte-oeste de Stonehenge.

Los recintos causewayed  (llamados así porque en sus zanjas circulares se “cruzadas” varias calzadas) están entre los más enigmáticos monumentos prehistóricos. Alrededor de unos 70 son conocidos en Inglaterra. Otros existen en el continente europeo, en Alemania, Francia, Dinamarca, Portugal, etc. Su función original exacta sigue siendo un misterio, pero la escasa evidencia disponible sugiere que fueron utilizados en una mezcla de funciones ceremoniales, religiosas, políticas y mortuorias.

Situado en Larkhill, Wiltshire, el recién descubierto recinto causewayed, que data de alrededor de 3.650 a..C, se encuentra en una zona cubierta por edificios modernos militares y otras instalaciones. Su hallazgo sugiere fuertemente que los restos de otros importantes monumentos prehistóricos, probablemente todavía sobreviven sin ser detectados en la zona.

El descubrimiento sugiere que el antiguo paisaje sagrado de Stonehenge todavía tiene muchos secretos que revelar. En efecto, ello se deduce rápidamente a partir de los postes hallados -hace tan solo tres meses- a un kilómetro al sur-este, cuando los arqueólogos encontraron que, anterior a la época de Stonehenge, había existido un gran círculo de postes gigantes de madera.

Aunque nadie sospechaba que un segundo recinto causewayed sería descubierto cerca de Stonehenge, su presencia es coherente con la distribución de tales monumentos en todo el país. Más de un tercio de los recintos causewayed aparecen por pares o en grupos de tres, y ocasionalmente en grupos de cuatro. Es concebible pensar que los clanes o tribus, que se veían como rivales, compitieran en construir los recintos más impresionantes.

Hasta ahora, los arqueólogos de Wessex Archaeology que trabajan en Wiltshire han excavado unos 100 metros de zanjas, lo que probablemente representa alrededor del 17 por ciento del círculo exterior del complejo, y la investigación en curso ya les ha permitido tener una idea de algunos de los rituales que se llevaban a cabo en el lugar.

Las ceremonias mortuorias, u otras religiosas, pudieron haber estado acompañadas de banquetes en los que se consumía grandes cantidades de carne y en los que se rompía deliberadamente cuencos de cerámica. Algunos fragmentos de cuencos y huesos de animales fueron colocados en los extremos de las zanja

Algunas de las zanjas también fueron utilizadas para la re-deposición ritual de fragmentos de cráneos humanos, probablemente provenientes de otros monumentos funerarios semejantes cercanos a las tumbas de túmulo. Los arqueólogos han encontrado cuatro fragmentos craneales humanos en un solo lugar, posiblemente pertenecientes a un solo individuo. Sin embargo, se especula con que haya deposiciones rituales adicionales de fragmentos de cráneos humanos en algunas de las otras zanjas del monumento.

Durante las fiestas rituales, cada cuenco habría contenido hasta seis litros de brebaje o de comida parcialmente líquida, posiblemente caldo de carne. Pruebas científicas se deben llevar a cabo en tales fragmentos cerámicos para determinar definitivamente lo que originalmente contenían.

Hasta el momento, se han encontrado los restos de 15 de estos cuencos, los cuales tenían hasta 25 cm de diámetro. Cada uno de ellos había sido roto deliberadamente. Sin embargo, es probable que más de 200 de estos cuencos, y los huesos de docenas de animales sacrificados, a partir de una sucesión de celebraciones festivas, fueran colocados originalmente en las zanjas del complejo.

Debido a que los cuencos, incluyendo uno particularmente fino y hecho al estilo neolítico de Devonshire, fueron destruidos deliberadamente, se especula que el ganado y los cuencos fueran vistos no sólo como aspectos de un banquete ritual, sino también como un sacrificio a los dioses.

Los huesos de ganado, los fragmentos de cuencos y el material humano, habían sido cuidadosamente seleccionados. En las deposiciones rituales realizadas en las zanjas, los animales están representados sólo por los huesos de sus patas, mientras que el material humano sólo está representado por fragmentos del cráneo. Los cuencos rotos están representados únicamente por su aspecto fino y algunos por sus partes superiores decoradas.

Los recintos causewayed – tanto el nuevo descubierto como el llamado Bola de Robin Hood- son el tercer tipo más antiguo de los monumentos hallados en el paisaje de Stonehenge.

Sólo los primeros túmulos neolíticos -y un grupo anterior pre-Neolítico de postes de madera -de estilo poste-tótem- son más antiguos. La fase principal del propio Stonehenge fue construida alrededor de 1.150 años después de la construcción de los recintos causewayed. Sin embargo, el reciente monumento descubierto parece haber sido venerado por la población local durante miles de años. De hecho, las recientes excavaciones arqueológicas sacaron a la luz una urna de cerámica que había sido ritualmente enterrada en una zanja del recinto causewayed casi 1.900 años después de que el monumento hubiera sido construido.

Un prehistoriador de Wessex Archaeology, Matt Leivers, dijo: “El yacimiento recién descubierto es uno de los hallazgos más interesantes en el paisaje de Stonehenge que los arqueólogos hayan hecho nunca. El mismo transforma nuestra comprensión de la intensidad de la actividad humana durante los inicios del Neolítico en la zona”.

El complejo prehistórico fue descubierto mientras se hacían preparativos para construir casas en terrenos del Ministerio de Defensa destinadas al personal del ejército británico que regresa de Alemania. La excavación ha sido financiada por la Organización de Infraestructuras del Ministerio de Defensa.

http://www.independent.co.uk/news/science/archaeology/stonehenge-prehistoric-religious-ceremonial-centre-discovered-archaeologists-a7425346.html

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

No se admiten más comentarios