Hallado cerca del lago Ness un lugar destinado a enterramientos en la Edad del Bronce

Un equipo de arqueólogos afirma haber encontrado un ‘lugar especial’ – tal y como lo han descrito – para entierros de la Edad del Bronce cerca del lago Ness, después del descubrimiento de una segunda peculiar tumba de hace 4.000 años que contiene un regalo para el más allá. El lago Ness es un loch profundo de agua dulce y gran tamaño situado en las Highlands (Tierras altas) escocesas, famoso principalmente por los supuestos avistamientos del criptozoológico monstruo del lago Ness , también conocido cariñosamente como “Nessie”. Hoy en día, sin embargo, lago Ness aparece en los titulares por razones que no están relacionados con el mítico monstruo. El descubrimiento de una segunda tumba de hace 4.000 años en la aldea escocesa de Drumnadrochit ha tenido lugar exactamente en la misma zona en la que se encontró una tumba delimitada por piedras hace dos años, como informa BBC News. Arqueólogos del Grupo de Arqueología AOC desenterraron la primera sepultura durante las obras de construcción de un nuevo centro médico en Drumnadrochit en el año 2015. Sin embargo, este mismo año fueron invitados de nuevo al mismo lugar por las constructoras Compass Building and Construction Services Loch Ness Homes para que siguieran explorando la zona.

No tardaron mucho en observar una pequeña tumba revestida de piedra – del tipo conocido como cista corta – cubierta por una gran piedra arenisca como cierre. “El descubrimiento de una segunda cista de la Edad del Bronce en el yacimiento proporciona la evidencia cada vez mayor de una selección especial de este lugar en el paisaje prehistórico como emplazamiento para la actividad funeraria ceremonial,” explicaba a la BBC Mary Peteranna, Jefe de Operaciones de la oficina del Grupo de Arqueología AOC en Inverness, agregando a continuación: “Esta cista, junto con la cista del centro médico y la segunda fosa funeraria, está generando mucha más información sobre la prehistoria de Glen Urquhart. Históricamente había un gran cairn que aparece en los mapas de la zona, pero podemos imaginar que siglos de labranza en estos campos han eliminado cualquier recuerdo respetable de ocupación prehistórica”.

Además, Peteranna ha revelado que su equipo también descubrió una losa de piedra utilizada como tapa extraída de otra tumba: “Durante los trabajos, de hecho encontramos una tapa de piedra extraída de otra tumba, que no sobrevivió o aún no ha sido descubierta. Pero lo que es muy probable es que estas tumbas estuvieran cubiertas por cairns de piedra o túmulos, desaparecidos a causa de la labranza desde hace tiempo,” explicaba Peteranna para BBC News.

A pesar de que la tumba estaba llena de tierra, lo que ocasionó graves daños al enterramiento, las labores de excavación revelaron que la tumba incluía un solo vaso campaniforme, depositado en el interior como regalo para el más allá en el momento del entierro.  Como los expertos han sugerido, los vasos campaniformes son un tipo de objeto típico de principios de la Edad del Bronce en Europa, que daría comienzo en torno al año 2400 a. C. Según el Daily Mail, estos vasos campaniformes, con sus característicos llamativos cuellos y dibujos geométricos, se han encontrado varias veces con anterioridad en entierros individuales cerca de otros elementos como puntas de flecha, protecciones para la muñeca y cuchillos de cobre. La pieza cerámica descubierta ahora en Drumnadrochit es un pequeño vaso con una decoración sencilla grabada, similar a otros ejemplos escoceses de la época (2200 a. C. – 1900 a. C.). Es casi idéntico en tamaño al que fue desenterrado en el yacimiento del centro médico en el año 2015, aunque con un diseño menos ornamentado.

Según BBC News, se llevarán a cabo nuevos análisis del vaso campaniforme para verificar si, al igual que el vaso del centro médico, contenía algún regalo u ofrenda para el más allá, realizado en el momento del entierro. En última instancia, los arqueólogos han observado que a lo largo de las últimas décadas se han realizado hallazgos de la Edad del Bronce de un especial valor arqueológico en las Tierras Altas escocesas, entre ellos los huesos, el cráneo y los dientes de una mujer conocida por los arqueólogos como “Ava”. Los restos óseos de la mujer fueron descubiertos en Achavanich, Caithness, en 1987, mientras que el año pasado un artista forense llamado a Hew Morrison (graduado de la Universidad de Dundee), reconstruyó el rostro de una joven que habría muerto hace más de 3.700 años.

http://www.bbc.com/news/uk-scotland-highlands-islands-42351956

 http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-5180361/Special-site-Bronze-Age-burials-Loch-Ness.html#ixzz51LombckU

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

No se admiten más comentarios