El mito del laberinto de Creta y del Minotauro tiene un posible autor: Calímaco

Antonis Kotsonas, un arqueólogo de la Universidad de Cincinnati, asegura que el laberinto nunca existió. En la imagen: El Minotauro, de George F. Watts. Fuente: Wikipedia Public Domain.

Todos dábamos por hecho que la mítica criatura mitad toro, mitad humano, nunca existió, pero muchos pensaban que resultaba posible que el laberinto del mito de Teseo hubiera sido real. Según la leyenda, se encontraba bajo el Palacio de Cnosos, y había sido construido en torno al año 1900 antes de Cristo.

Durante siglos, numerosos arqueólogos e investigadores han buscado los restos de dicho laberinto. De hecho, en 2009, se descubrió un complejo de cuevas en la isla que, según sus descubridores, podrían haber sido la inspiración para el mito. Pero, ahora, un nuevo estudio realizado por Antonis Kotsonas, un arqueólogo de la Universidad de Cincinnati, asegura que el laberinto nunca existió.

Según el especialista, en las versiones más antiguas del mito no se menciona en ningún momento ningún laberinto. El investigador atribuye su invención a Calímaco, un poeta de Alejandría, que vivó entre el 310 y el 240 a.C, y que conocía un laberinto real construido en Egipto por el rey Amenemhet III. Calímaco habría quedado fascinado por dicha construcción y la había incorporado al crear su propia versión de la leyenda de Teseo y el minotauro.

https://cosmosmagazine.com/archaeology/labyrinthine-investigation-concludes-the-minotaur-s-lair-never-existed

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.