Congresista de EE.UU. pregunta a la Nasa si en Marte “hubo civilizaciones inteligentes”

Aunque históricamente el debate y el sinfín de preguntas sobre la existencia de vida en Marte ha sido tema para la astrobiología y la ciencia ficción, ciertamente resulta llamativo cuando quien consulta es un miembro de la Cámara de Representantes (similar a la Cámara de Diputados en Chile), y el planteamiento ocurre en una audiencia del Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología. Más aún, llama la atención cuando la pregunta se relaciona al mito de civilizaciones inteligentes y desarrolladas, más que a los restos de vida microbiana que busca la Nasa.

La situación se produjo este martes, cuando el congresista republicano Dana Rohrabacher quiso saciar su curiosidad frente a la propia agencia espacial estadounidense:

“La ciencia ha mencionado que Marte era totalmente diferente hace miles de años. ¿Es posible que haya existido alguna civilización en ese entonces?”

La pregunta fue respondida por Kenneth Farley, científico de la Nasa involucrado en la misión Mars 2020 Rover, quien primero corrigió al político:

“Los datos revelan que Marte fue diferente hace miles de millones de años, no miles de años atrás”, dijo, para luego responder a la consulta original: “No hay evidencia, que yo sepa”.

¿”Lo descartaría?”, insistió el congresista, apuntando a su pregunta inicial, a lo que Farley respondió: “Yo diría que es extremadamente improbable”.

El intercambio de preguntas es curioso, considerando lo directo de la consulta del congresista, y el cargo de quien tuvo que responder. Aún así, cabe resaltar que efectivamente, Marte sí fue muy distinto hace miles de millones de años. Se cree que hubo un tiempo donde tuvo agua líquida en su superficie y atmósfera propia, facilitando la vida microbiana.

En cuanto al mito de vida marciana, éste tiene su inicio en 1877, con los estudios del astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli. Al comenzar sus registros de la superficie de Marte, se refirió a los “mares” y “continentes” para explicar las áreas oscuras y claras del planeta, y a una serie de “canales”, que posteriormente fueron tomados de forma literal por sus colegas. Uno de ellos fue el astrónomo estadounidense Percival Lowell, quien ayudó a difundir la creencia que tales canales habían sido construidos por ingenieros marcianos para transportar agua.

Tal fue el revuelo, que Lowell escribió varios libros y muchos se influenciaron por su obra. Sin embargo, pasados algunos años fue quedando como el único defensor del mito, y tras perder su prestigio finalmente tuvo que rendirse ante la evidencia.

https://www.space.com/37534-mars-civilization-evidence-congress-nasa.html

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

No se admiten más comentarios