Cine, violencia e incels: de La Purga a la polémica sobre el Joker

Conforme pasan las fechas, el estreno de la película “Joker” va consiguiendo mayor atención y expectación. Ya cuando el proyecto fue anunciado hubo voces que se debatían entre la necesidad de suavizar la imagen de este personaje. También las hubo que pedían que fuera mostrado en todo su esplendor, como agente del caos y símbolo de la locura y del mal. El desafío del equipo de la película no era menor. Al fin y al cabo, el Joker no tiene un origen establecido que sea canónico dentro del universo creado por DC Comics. El archienemigo de Batman tendría en la cinta una historia inédita y original. Con estas premisas, y con un presupuesto a priori pequeño, nada parecía presagiar la escala de tensión que está alcanzando el asunto. Todo se ha desatado gracias a lo mostrado en la cinta, con el protagonismo de un gigante Joaquin Phoenix que también se está viendo salpicado.

¿Podría una película incitar crímenes? Ha habido multitud de ejemplos dentro de la industria del celuloide que han sido vistas con malos ojos desde diversos sectores. Muchas de ellas tenían y tienen que ver con los géneros del drama o el terror. Algunos de los últimos ejemplos han sido The Human Centipede, The Purge o la saga Saw. En las entregas de la saga creada por Tom Six, los crímenes del cirujano Josef Heiter alcanzaron tal punto de crudeza que algunos críticos la catalogaron como la catalogaron como una torture porn, a pesar de no ser especialmente explícita. Algo parecido le ocurrió a Jigsaw y sus secuaces, cuya sexta entrega fue catalogada como cine X en España. Una medida bastante desmesurada a ojos de los fans de la saga. Al fin y al cabo, los crímenes del asesino del puzzle nada tenían que ver con la pornografía. Apología de la tortura o sadismo fue lo mínimo que se dijo de algunas de ellas. Y algo de cierto sí que había en ello, pero la campaña de desprestigio no logró su objetivo y la saga sigue siendo una de las más aclamadas dentro del género del terror.

Las purgas: distopías cinéfilas, pero también reales

El caso de La Purga sí que se presta más a debate. Ya la premisa permite el debate: la idea distópica de la película se ambienta en un 2022 alternativo, cuando los llamado Nuevos Padres Fundadores de América, un partido político totalitario que gobierna tras el colapso económico de EE.UU, permiten una noche al año de crímenes legales. El grupo conservador que se alzó con el poder en el país aprobó ocho años antes una ley que sanciona una «Purga anual»: durante doce horas cada año, todos los crímenes son legales, excepto contra funcionarios del Gobierno, y ninguno de los servicios de emergencia está disponible. Personas enmascaradas de toda clase social salen a las calles esa noche armados hasta los dientes para vengarse de sus vecinos o simplemente desfogar su sed homicida. Como resultado de ello, Estados Unidos se ha vuelto prácticamente libre de crímenes y la tasa de desempleo ha disminuido a tasas de un dígito en esta ficción. La idea es aterradora, y muy potente.

No pocos entendieron mal la película, que es una crítica feroz a la sociedad estadounidense y al derecho de portar y usar armas. La idea de James DeMonaco era mostrar que, como sociedad, muchos ciudadanos tienen un deseo oculto de delinquir, que eventualmente está de alguna forma respaldado por las leyes, aunque él lo llevó a su extremo más impresionante. Existe una segunda crítica bastante clara en la saga: la brecha entre ricos y pobres. Porque durante las Purgas, los ricos tienen bastante más probabilidades de sobrevivir, por tener acceso a seguros más caros y, por tanto, a mayor protección. Mientras tanto, los pobres deben ingeniárselas para salir adelante a la locura, y a los ataques salvajes de las clases sociales superiores, con tintes supremacistas incluso.

La trama de la primera película, y su rotundo éxito (alcanzó los noventa millones de dólares, costando únicamente tres) llevaron a la producción de secuelas, que exploraban las ideas políticas de los que se mostraban a favor y en contra de la Purga. Anarchy, Election Year y The First Purge fueron esas secuelas. La última, una precuela, narra el ascenso al poder de los Nuevos Padres Fundadores, trazando cierto paralelismo con el puritanismo ultraconservador que se vive con el ascenso de Trump en los últimos años.

Estas sagas han visto la luz en pleno siglo XXI, dentro del marco de vigilancia masiva y de lucha obsesiva contra el terrorismo que ha escenificado todo Occidente desde el año 2001, cuando aconteció el 11-S. La vuelta a los valores tradicionales, el auge de nuevos movimientos conservadores y nacionalistas, nuevos brotes de racismo y matanzas masivas, todo aderezado con crisis atroces del sistema capitalista, que han hecho tambalearse a medio mundo. Y como no podía ser de otra forma, el cine se ha hecho eco de todo ese caldo de cultivo para crear estas y otras cintas. Pero, al igual que ocurre recientemente con la industria de los videojuegos, sigue habiendo voces que dan la voz de alarma en torno a determinadas cintas, sin incidir en los motivos de fondo, culturales y económicos, que se esconden tras determinados y llamativos crímenes, cuyas repercusiones tienen un alcance global gracias a Internet.

La mismísima Purga ha sido atacada como causante o agente motivador de quedadas o crímenes. En noviembre de 2018, coincidiendo con la noche de Halloween, la Policía de Francia arrestó a más de cien personas durante la madrugada después de que bandas de jóvenes enmascarados acudieran a varios suburbios de París y al centro de Lyon tras un llamamiento en redes sociales a una «purga» contra la Policía. Según las autoridades, los disturbios fueron alentados por mensajes a través de las redes sociales, aparentemente, inspirados en la saga de terror creada por James DeMonaco.

Y lo más curioso de todo el asunto es que no hace falta acudir al cine para mostrar que algunas veces se han dado cosas parecidas. La misma Historia lo muestra. En Esparta existía la Krypteia, una prueba en la que una vez al año se daba la oportunidad a jóvenes guerreros espartanos para que probaran su destreza y habilidades matando a parte de la población sin ningún tipo de repercusión por parte de las fuerzas políticas o de seguridad. Algo parecido ocurrió durante la Revolución Francesa con Robesapierre, la Gran Purga de Stalin en Rusia y la Noche de los Cuchillos Largos (1934) de los nazis, o las empleadas durante la dictadura Franquista en España. Toda idea, por muy tremenda que pueda parecer, parte de una premisa que ya ha pasado por la cabeza de algún humano. La realidad siempre supera a la ficción, por muy distópica que pueda parecer esa ficción. Y su última víctima parece ser una película muy esperada, aclamada y a la vez temida: el Joker.

La alerta militar contra los incels y la masacre de Aurora

Que la cinta haya maravillado a la crítica en el Festival de Venecia, donde ha ganado el el León de Oro, no ha hecho más que polarizar la opinión de las autoridades, que vuelven a atender a las redes sociales para alertar sobre un posible peligro que tiene como centro la película de Todd Phillips. A pesar de las impecables críticas que ha recibido, la polémica también ha tenido su acto de presencia. Según parece, vamos a ver la deriva del personaje de DC hacia el mal, con un contenido que tiene que ver con la salud mental del protagonista encarnado por Joaquin Phoenix.

Hay medios de comunicación insinuando sin ningún pudor que esta trama puede traer problemas, ya que es posible que veamos un héroe o un modelo a seguir en una figura que es el mismo mal, ese símbolo de caos que se mencionaba al principio. Esta corriente de pensamiento está siendo la única recepción negativa a la que se está teniendo que enfrentar la película. De hecho, está afectando a su nota en portales como Rotten Tomatoes por motivos similares.

El siguiente paso se dio hace muy poco, haciendo a los mismos protagonistas partícipes de esas opiniones. Así sucedió durante una entrevista de Joaquin Phoenix con The Telegraph en la que le preguntan, directamente, si “está preocupado por si la película podría acabar provocando o inspirando a la gente sobre la que trata (aislados sociales) con trágicos resultados“. La reacción del actor no podía ser otra: se levantó y se fue. Volvió una hora después, contra su voluntad, para acabar una entrevista con preguntas malintencionadas y amarillentas.

Pocos días después, Phoenix trató de quitar hierro al asunto, con palabras muy claras y acertadas: «La gente malinterpreta las letras de las canciones. También pasajes de los libros. Así que no creo que sea responsabilidad de un director enseñar a la audiencia aspectos de moral o la diferencia entre el bien y el mal».

Pero las alertas continúan, e inciden en que la película saca lo peor de algunos sujetos que se escudan en Internet. Una vez más, el lado oscuro de la red de redes y las mayores redes sociales vuelve a dar la cara, involucrando incluso al ejército estadounidense, que hace mención a un concepto clave: “incels”. La advertencia se distribuyó después de que funcionarios de inteligencia de la Oficina Federal de Investigaciones descubrieran publicaciones en redes sociales relacionadas con extremistas. La preocupación es real, y se han organizado grupos de opinión que apoyan esa alerta.

¿Pero qué es exactamente un “incel”? Pues se trata de un término que fue adoptado en la década de los noventa del pasado siglo por un subgrupo en línea de hombres autoproclamados “célibes involuntarios”. Con el tiempo, algunos miembros radicalizados de la comunidad incel han formado una ideología que promueve la violencia. Un ejemplo famoso es el de Elliot Rodger, que se identificó como un incel antes de matar a seis personas cerca del campus de la Universidad de California, Santa Bárbara, en 2014. Otro caso es el de James Holmes, el hombre que abrió fuego en una sala de cine abarrotada en 2012 y que se cobró la vida de 12 cinéfilos en 2012 durante una proyección, precisamente, de la última película de la trilogía de Christopher Nolan sobre Batman, The Dark Knight Rises. A menudo se ha repetido que Holmes se inspiró en el Joker, un reclamo que se basa principalmente en declaraciones que el asesino hizo a la policía después del hecho en el que dijo que “era el Joker”. Hablando con Hollywood Reporter, Daniel Oates, el jefe de la policía de Aurora en ese momento, dijo que “no hay evidencia”, de que el tirador dijera eso. Pero ya se sabe cómo son los bulos y los mentideros de Internet, capaces de expandir e inmortalizar fake news y leyendas hasta límites insospechados, y con pruebas en contra de su veracidad fácilmente accesibles.

En este caso del Joker, un correo electrónico del 18 de septiembre instruyó a los miembros del servicio a permanecer conscientes de su entorno e “identificar dos rutas de escape” al ingresar a los cines. En el caso de un tiroteo, se les ordenó “correr, esconderse, y pelear”.

«Corre si puedes», decía el aviso de seguridad. «Si estás atrapado, escóndete (también conocido como” refugiarse en el lugar “) y quédate callado. Si un tirador te encuentra, lucha con todo lo que puedas».

El Ejército dijo que se dio cuenta de posibles amenazas después de recibir un boletín del FBI, aunque no tenía conocimiento de ningún complot o sospechoso específico. El aviso, que se marcó como “Solo para uso oficial”, se transmitió simplemente como medida de precaución.

Un memorando separado, emitido el lunes por altos funcionarios de la división de investigación criminal del Ejército de los EE.UU., declaró que el Ejército había obtenido información “creíble” de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de Texas en relación con una “charla inquietante y muy específica” en la dark web “sobre el objetivo de una sala de cine desconocida durante el lanzamiento”.

«Hacemos esto rutinariamente porque la seguridad es primordial», dijo un portavoz del Ejército sobre la advertencia ampliamente distribuida. «Queremos que nuestra fuerza esté preparada y sea diligente en materia de seguridad personal, tanto dentro como fuera del lugar de trabajo».

Como se ha mencionado poco antes, estos incels sienten hacia la figura del Joker una especie de idolatría, pues lo consideran un héroe.

«Si bien nuestra práctica estándar es no comentar nada de inteligencia, el FBI está en contacto con nuestros agentes de la ley y socios del sector privado sobre las publicaciones online», dijo un portavoz del FBI. «Como siempre, alentamos al público a permanecer vigilante y a informar de inmediato cualquier actividad sospechosa a la policía».

En una época en la que vivimos, con frecuentes tiroteos masivos de hombres predominantemente blancos estadounidenses, al menos algunos de los cuales han mencionado al escribir sus frustraciones con el sexo, la película ha generado controversia sobre su deseo de obligar a su audiencia (al menos en su primera parte) a empatizar con un “perdedor” mentalmente desequilibrado y no amado que inevitablemente recurre al asesinato en masa.

Las protestas de las familias de la masacre de Aurora han llegado a los estudios de Warner en forma de carta: «Le pedimos que sea parte del coro creciente de líderes corporativos que entienden que tienen la responsabilidad social de mantenernos a todos seguros». La película, íntimamente relacionada con la que desencadenó aquella masacre, no se mostrará en el cine de Colorado donde ocurrió el tiroteo.

Las opiniones se siguen sucediendo, al igual que las declaraciones de algunas de las partes implicadas. Un oficial de la Fuerza Aérea en la Base Robbins en Georgia, a quien se le otorgó el anonimato para discutir libremente la advertencia del Departamento de Defensa, dijo que tales avisos ocasionalmente circulan entre los jefes de seguridad, pero solo cuando se consideran “creíbles”. El oficial dijo que en algunos casos, los comandantes puede emitir un aviso en respuesta; sin embargo, no se emitió uno en este caso.

«Francamente, más allá del correo electrónico, he escuchado poco al respecto», dijo el oficial. «Algunas personas dijeron que evitarían la noche del estreno, o la transmitieron a los miembros de su familia para su consideración, pero no he escuchado mucho más en la conversación más allá de eso».

El estudio tras la película, Warner Bros., se ha visto obligada a pronunciarse al respecto. Quizá como parte de la campaña de marketing, o como respuesta a las acusaciones (nuca se sabe hasta qué punto este tipo de asuntos benefician a los estudios, aunque en este caso las ganancias serán importantes, según todas las previsiones), calificó la violencia armada como un “problema crítico” y dijo que en las últimas semanas ha pedido a los responsables políticos que promulguen leyes para abordar lo que llamó una “epidemia” de violencia. De todos modos, el propósito del storytelling, dicen, era “provocar conversaciones difíciles sobre temas complejos”. La compañía dejó en claro que la película no respalda la violencia en el mundo real y dijo que “no es la intención de la película, los cineastas o el estudio mantener a este personaje como un héroe”. La responsabilidad, más allá del carácter individual de cada individuo, debe recaer en la sociedad en su conjunto, en su idiosincrasia y en las autoridades que velan por el bienestar de su gente. Pero si algunos de los problemas que llevan a este tipo de actos son sistémicos, es difícil atajar las potenciales amenazas.

El correo electrónico que circuló entre los militares dice lo siguiente:

Equipo,

Las publicaciones en las redes sociales han hecho referencia a extremistas (“incel”) que replican el tiroteo en el cine de 2012 en Aurora, Colorado, en las proyecciones de la película Joker en los cines de todo el país. Esto presenta un riesgo potencial para el personal del Departamento de Defensa, aunque no se conocen amenazas creíbles específicas para el estreno del Joker el 4 de octubre.

Los incels son individuos que expresan frustración por las desventajas percibidas al iniciar relaciones íntimas. Los extremistas de Incel idolatran a individuos violentos como el tirador del cine Aurora. También idolatran al personaje de Joker, el payaso violento de la serie Batman, admirando su representación como un hombre que debe fingir ser feliz, pero que finalmente lucha contra sus matones.

Al ingresar a los cines, identifique dos rutas de escape, estén atentos a su entorno y recuerden la frase “correr, esconderse, luchar”. Corre si puedes. Si estás atrapado, escóndete (también conocido como “refugio en el lugar”) y quédate callado. Si un tirador te encuentra, lucha con todo lo que puedas.

** Esta es una versión condensada de un mensaje de HQ Army Materiel Command, G-3, Protection Division Security **

¿De verdad es lícito culpar a una película de un crimen? Últimamente ocurre con el mundo del videojuego, pero ya en un artículo anterior se mencionó que este tipo de cosas ocurrían, y siguen ocurriendo, con otras expresiones artísticas. El cine, el teatro o la literatura se han visto envueltas en polémicas similares, y todo tiene que ver con la expresión de los sentimientos humanos, y esa capacidad de despertar en el interior de cada uno sensaciones contrapuestas. Porque al fin y al cabo, el arte parte del alma, de las emociones, y de la propia naturaleza, capaz de lo mejor, pero también de lo peor. Donde unos ven belleza otros ven fealdad, y determinadas personas llevan esas concepciones negativas hasta sus últimas consecuencias. Ocurrió en 2012 en Aurora. Ojalá no ocurra el 4 de octubre.

Fuentes:

  • https://www.hollywoodreporter.com/news/aurora-shooting-victims-voice-concerns-joker-emotional-letter-warner-bros-1241599
  • https://deadline.com/2019/09/joker-dark-knight-rises-aurora-shooting-family-victims-warner-bros-responds-1202743754/
  • https://www.telegraph.co.uk/films/0/no-joker-joaquin-phoenix-walked-interview/
  • https://uk.ign.com/articles/2019/09/25/joker-dangerous-movie-joaquin-phoenix-todd-phillips-interview
  • https://www.newyorker.com/culture/cultural-comment/the-rage-of-the-incels
  • https://www.theguardian.com/film/2019/sep/02/incel-violence-joker-rightwing-film-joaquin-phoenix
  • https://www.vulture.com/2019/09/is-joker-an-incel-movie-everything-to-know-about-joker.html
  • https://www.syfy.com/syfywire/joker-isnt-incel-bait-but-theres-still-a-lot-we-need-to-talk-about
  • https://www.reuters.com/article/us-france-violence/french-police-arrest-over-100-after-halloween-purge-night-riots-idUSKCN1N64VD

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.