Quieren exhumar al CEO de QuadrigaCX para asegurarse de que está muerto

Este caso es uno de esos que no deja de sorprender debido a su carácter rocambolesco. Un empresario de éxito, una cantidad ingente de dinero, una muerte prematura y repentina, certificados médicos de origen cuestionable, movimientos financieros injustificados y toda una serie de sospechas que llevan a algunos a comprobar que el muerto realmente lo está. Este podría ser un rápido resumen de toda la trama que envuelve a Gerry Cotten, quien murió a la temprana edad de treinta años con un secreto que nadie ha podido desvelar hasta ahora.

Esas carteras frías a las que se hace referencia en la imagen de portada quedaron inmovilizadas e inaccesibles, ya que sin la contraseña no pueden realizarse movimientos. Ahora, y ante la sorpresa para propios y extraños, el despacho de abogados Miller Thomson, en representación de los usuarios afectados, ha enviado una carta a la Policía Montada de Canadá para pedir la exhumación del cadáver de Cotten y, según reza dicha carta, hacer “una autopsia post mortem en el cuerpo de Gerald Cotten para confirmar tanto su identidad como su identidad dadas las cuestionables circunstancias que rodearon la muerte del Sr. Cotten y las pérdidas significativas de los usuarios afectados“.

Cotten murió (siempre según fuentes oficiales) a los treinta años como consecuencia de la enfermedad de Crohn. El deceso se produjo hace justo un año, en diciembre de 2018, durante un viaje a India y la noticia se mantuvo en secreto durante algunas semanas. En enero de 2019, los usuarios se quejaban de que podían hacer depósitos de criptomonedas, pero no sacar su dinero, ya que Cotten era el único que sabía las contraseñas.

Lo peor para todos estos usuarios vino tras hacerse oficial el fallecimiento, pues la empresa cerró. Para finales de enero, QuadrigaCX contaba con unos 115.00 usuarios que sumaban unos setenta millones de dólares canadienses en FIAT y 180 millones de dólares canadienses en diferentes criptomonedas, mayormente Bitcoin, pero el caso fue a más cuando un informe de Ernst & Young afirmó que las billeteras de QuadrigaCX estaban vacías y que las criptomonedas se habían transferido a otros exchange. Según la consultora:

«Importantes volúmenes de criptomonedas fueron transferidos fuera de la plataforma Quadriga a exchanges de la competencia en cuentas personales controladas por el Sr. Cotten. Parece que el usuario fue registrado en estos exchanges y en algunas circunstancias usado como garantía para una cuenta de comercio de margen establecida por el Sr. Cotten».

El informe también revela que Cotten creó cuentas bajo diferentes alias que usó para “operar dentro de la plataforma, lo que resultó en cifras de ingresos infladas, operaciones artificiales con los usuarios y, en última instancia, la retirada de criptomonedas depositadas por los usuarios“, además de que “fondos sustanciales fueron transferidos al Sr. Cotten y a otras partes relacionadas“.

A pesar de que la esposa de Cotten confirmó la muerte en un comunicado emitido a Coindesk, los registros médicos no parecen tenerlo tan claro. Coindesk se hizo con el certificado de defunción del hospital de la India en el que murió y en él el nombre de Cotten estaba mal escrito. Además, el director general de la empresa que gestionaba dicho hospital había sido condenado por fraude financiero dos meses antes. Por otro lado, el médico que examinó a Cotten dijo a Vanity Fair que “no estamos seguros sobre el diagnóstico“, pero a pesar de ello no se solicitó autopsia alguna.

Finalmente, el cuerpo de Cotten se llevó a Canadá, donde fue enterrado a mediados de diciembre del año pasado. El abogado de Jennifer Roberston, esposa de Cotten, ha emitido el siguiente comunicado mostrando su escepticismo sobre cómo una exhumación o autopsia podría ayudar al proceso de recuperación de activos:

«Gerry murió el 9 de diciembre de 2018 en la India: una investigación independiente realizada por Globe & Mail lo confirmó a principios de este año, y no debería estar en duda. Mientras que la Sra. Robertson ha ayudado a los usuarios afectados de Quadriga en la recuperación de activos, y ha cooperado plenamente con la investigación de Ernst & Young, no está claro cómo la exhumación o una autopsia para confirmar la causa de la muerte de Gerry por complicaciones derivadas de la enfermedad de Crohn ayudaría aún más al proceso de recuperación de activos».

Los abogados piden que el proceso se complete antes de la primera de 2020 debido “preocupaciones sobre el estado de descomposición” y adjuntan en la carta material de fondo (que no ha sido compartido en la carta pública) que, según estos, “resalta aún más la certeza en torno a la cuestión de si el señor Cotten está realmente muerto“.

https://www.millerthomson.com/wp-content/uploads/2019/12/Cover-Letter-to-RCMP-Final.pdf

https://www.vanityfair.com/news/2019/11/the-strange-tale-of-quadriga-gerald-cotten

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

Comentarios cerrados.