Los míticos trabajos de Heracles: La vía iniciática

Heracles es el gran héroe de la mitología clásica. Con fuerza y tamaño sobrehumanos, se distingue también de otros héroes por su carácter panhelénico, y por tanto nacional. Hijo de la mortal Alcmena y del todopoderoso Zeus, provocó los celos de Hera, esposa del dios del trueno, provocando en Heracles un ataque de locura que le llevó a asesinar a su esposa Megara, a sus hijos y a varios de sus sobrinos con sus propias manos. Ya desde antes de su nacimiento consiguió Hera que Heracles perdiese su derecho a reinar, a pesar de ser el heredero de los reinos de Micenas y Tirinto. Como castigo por esta última acción, y como medio para purificarse de su crimen, los dioses impusieron al semidios doce penosos trabajos que debía realizar a lo largo de doce años, y encargaron a su odiado primo Euristeo (el que le había arrebatado el derecho al trono de Tirinto) que se los impusiera. En sus doce trabajos tenemos un reflejo del camino iniciático de redención por el mal cometido, pero también la representación de los trabajos y misterios agrícolas, cuyas artes son liberadas y dadas a conocer a los mortales.

Hércules lucha con el león de Nemea, por Francisco de Zurbarán (1634, Museo del Prado).

Sobre nosotros Félix Ruiz

Trabajador Social de formación y apasionado de las temáticas relacionadas con el misterio desde siempre. Redactor de noticias, escritor novel, lector compulsivo y buscador incansable de preguntas que compartir con todo aquel que sea curioso y quiera saber más.

No se admiten más comentarios